Share this page

Health Library

En sus propias palabras: viviendo con VIH

Beverly, de 46 años, dio positivo en la prueba de VIH hace ocho años. La profesora de salud de Washington se mantiene al día de la investigación más reciente y es optimista acerca del futuro. Aquí está su historia.

¿Cuál fue la primera señal de que algo andaba mal? ¿Cuáles fueron sus síntomas?

No tuve ningún síntoma pero supe que me había expuesto al riesgo. Había sido una consumidora de drogas por vía intravenosa durante 16 años y tuve sexo sin protección con alguien que dio positivo en la prueba de VIH. Muy en mis adentros supe que podría estar infectada pero tenía miedo de hacerme la prueba. Pero conocí a gente que era VIH positivo y supe que si ellos podían lidiar con eso, entonces yo también. Finalmente en 1993, fui a hacerme la prueba. No mostré síntomas de un sistema inmunológico titubeante hasta 1996, cuando desarrollé vaginitis, resfriados e infecciones de los senos nasales que eran más graves que antes.

¿Cómo fue la experiencia del diagnóstico?

Mi doctor había tratado de convencerme de hacerme la prueba, peor yo no quería que mi compañía de seguro supiera si es que era VIH positiva. Fui a una clínica que brinda evaluación anónima. No se identificó a mi nombre con el resultado. La mujer que me entregó los resultados parecía más asustada que yo. Ella me dio el nombre de un doctor, pero no fui a verlo. En aquel tiempo, estaba aterrada de comenzar a tomar medicamentos para tratar el VIH. Mis instintos me ayudaron ya que ahora no recomiendan el tratamiento prematuro.

¿Cuál fue su reacción inicial y a largo plazo al diagnóstico?

Estaba en shock. El resultado positivo no me impactó hasta el siguiente día. Yo trabajaba como asesora en un programa de recuperación de farmacodependecia cuando supe el resultado. Uno o dos meses después, cambié de trabajo y comencé a trabajar como una asesora de farmacodependecia con hombres VIH positivos. Ahora trabajo con una agencia que defiende y entrena a mujeres y niños que son afectados por el VIH. Me gusta ayudar a la gente. Es alentador espiritualmente saber que estoy haciendo la diferencia en la salud de alguien más. Me mantengo al margen. Leo todo lo que este a mi alcance. Existe un panorama de tratamientos variables. Yo misma quiero ser de ayuda para ellos y sobrevivir el tiempo que sea posible.

¿Cómo se trata esta enfermedad?

Recibí medicamentos por medio de una prueba clínica. Recientemente tomé un descanso de los medicamentos, ya que tienen efectos secundarios, incluyendo un cambio en el tejido graso, grasa altas en sangre y colesterol. Pero estos efectos son moderados. Recientemente desarrollé presión arterial alta, debido probablemente a los medicamentos. También acudo con un médico familiar para hacerme revisiones de salud rutinarias y a un acupunturista, que ofrece un enfoque holístico. Es importante seguir abierto a otros asuntos de salud.

¿Tuvo que hacer cambios en su dieta o en su estilo de vida a causa de su enfermedad?

Trato de asegurarme de obtener descanso suficiente. No soy muy buena para buscar oportunidades para ejercitarme, pero lo intento. Tomo suplementos alimenticios y llevo una dieta saludable. Vigilo mi consumo de azúcar. Los medicamentos pueden causar resistencia a la insulina, así que tengo que ser cuidadosa. No fumo ni bebo alcohol o tomo drogas recreativas.

¿Buscó algún tipo de apoyo emocional?

Después de que di positivo, fui a una reunión AA de 12 pasos para personas con VIH. Fue una piedra angular de apoyo. ahora trabajo en un ambiente de apoyo.

¿Su condición causa/causó algún impacto en su familia?

Mi familia inmediata ha sido de gran apoyo. Así como tuve que pasar por el proceso de negación aceptación, también mis seres queridos tuvieron que hacerlo. Pienso que hay que hacerle saber a la gente que amas sobre tu enfermedad. Si usted no tiene seres queridos, busque alguien que se interese.

Un área que todavía es difícil para mí es salir con alguien. Durante los cuatro años desde mi recuperación de adicción hasta el diagnóstico de VIH, no tuve citas. Sé que si estuviera saliendo con alguien, tendría que lidiar con eso. Una vez que me hice la prueba, comencé a salir con alguien inmediatamente. La última persona con la que estaba involucrada era VIH positivo. Si no conozco el estado de un hombre o sé que es VIH negativo, es difícil decirle.

¿Qué consejo le daría a alguien que vive con ésta enfermedad?

Si usted está en riesgo y no sabe su estado de VIH, busqué ayuda y hágase la prueba. Existen tratamientos que pueden hacer una gran diferencia en su calidad y esperanza de vida, y habrá más en el futuro. Pero usted no puede valerse por si mismo si desconoce su condición.

Sea honesto consigo mismo e infórmese. Si está viviendo con VIH u otra enfermedad grave, entre más acepte la situación, mayor provecho sacará de lo que suceda.

Las entrevistas fueron realizadas en el pasado y pudieran no reflejar estándares y prácticas actuales en la medicina. Hable con su médico para conocer mayores detalles sobre cómo esta condición es manejada y diagnosticada en el presente, así como para conocer que tratamientos son los adecuados para usted.

Please be aware that this information is provided to supplement the care provided by your physician. It is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. CALL YOUR HEALTHCARE PROVIDER IMMEDIATELY IF YOU THINK YOU MAY HAVE A MEDICAL EMERGENCY. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with any questions you may have regarding a medical condition.

Baptist Flame

Health Library

Find A Doctor

Services

Locations

Baptist Medical Clinic

Patients & Visitors

Learn

Contact Us

Physician Tools

Careers at Baptist

Employee Links

Online Services

At Baptist Health Systems

At Baptist Medical Center

close ×