Share this page

Health Library

Síndrome de Dolor Patelofemoral(Rodilla del Corredor)
Definición

La rótula es el hueso que forma la rodilla. El síndrome de dolor patelofemoral es una condición en la cual el dolor se siente debajo de la rodilla. El dolor se siente cuando se realizan ejercicios o al estar en movimiento. Es más frecuente durante actividades en las que influye el peso del cuerpo, como correr. Por lo general, aumenta al bajar escaleras o al caminar en bajada.

Es causado por el movimiento anormal de la rótula. Cuando la pierna se extiende y se flexiona, la rótula normalmente se mueve hacia arriba y hacia abajo, y se inclina levemente. No debe tocar los otros huesos de la rodilla.

El fémur es el hueso del muslo. Este hueso forma la parte superior de la rodilla. En las personas con síndrome de dolor patelofemoral, la rótula roza el fémur y causa dolor. Si sufre dolor en la rodilla o en las articulaciones al realizar actividad física, llame a su médico.

La rótula

si55550925_96472_1

Copyright © Nucleus Medical Media, Inc.

Causas

No hay una causa única para esta condición. Se puede deber a numerosos factores o condiciones diferentes. Estas afecciones incluyen:

  • Desalineación de la articulación de la rodilla: por lo general, causada por un funcionamiento incorrecto de los pies. Las personas que pronan (inclinan los pies hacia afuera) cuando caminan, desalinean la rótula. Esto provoca un rozamiento doloroso de la rótula contra los huesos de la rodilla. Rara vez, la condición se produce porque la rótula está localizada demasiado alto o demasiado bajo en la articulación de la rodilla.
  • Músculos del muslo anterior débiles (cuádriceps): ayudan a mantener la rótula en su posición cuando se mueve. Si estos músculos están débiles, no pueden mantener la rótula en la posición correcta. Esto hace que rótula roce el fémur durante el movimiento.
  • Uso excesivo y sobrecarga de la articulación de la rodilla: puede provocar dolor, especialmente en actividades o deportes de alto impacto.

Factores de riesgo

Los siguientes factores incrementan sus probabilidades de desarrollar síndrome de dolor patelofemoral:

  • Cualquier condición que cause mala alineación de la articulación de la rodilla, como:
    • Tiene pies planos
    • Arcos altos
    • Disfunción de cadera
    • Pronación al caminar
    • Rotación externa de la parte inferior de la pierna
    • Rodillas que chocan entre sí
  • Participación en deportes de alto impacto, como correr
  • Traumatismos, como accidentes automovilísticos en los que la rodilla se golpea contra los mandos del auto

Síntomas

El primer síntoma es dolor alrededor de la rótula o debajo de ella. Es posible que el dolor se sienta por primera vez al realizar actividades de alto impacto. Esto incluye realizar deportes o bajar escaleras. A medida que la condición empeora, el dolor puede ser desencadenado por estar sentado durante largo rato. Esto a menudo se llama "señal del aficionado al cine" y se cree que es causado por la presión ejercida sobre la rótula mientras la pierna está flexionada. Otros síntomas incluyen:

  • Inflamación de la rodilla
  • Chasquido o sonidos de rechinar en la rodilla durante la actividad
  • Una sensación de chasquido en la rodilla

Estos síntomas podrían ser causados por otras condiciones de salud menos serias. Si usted experimenta alguno de ellos, consulte a su médico.

Diagnóstico

El médico le preguntará primero sobre los síntomas. Se le preguntará sobre su historia clínica. Para descartar otros trastornos, su médico puede querer que usted realice las siguientes pruebas:

  • Radiografía de la articulación de la rodilla
  • TC o IRM de la articulación de la rodilla.

Su médico podría canalizarlo con un especialista. Los cirujanos ortopédicos se ocupan de los problemas de los huesos y las articulaciones.

Tratamiento

El primer paso es dejar reposar la rodilla. Se deben cambiar las actividades de alto impacto por otras de bajo impacto. Por ejemplo, nadar en vez de correr. Su médico puede sugerirle que se aplique hielo sobre la rótula después de realizar actividad física.

El tratamiento a más largo plazo incluye diversas estrategias, entre ellas:

Ejercicio y fisioterapia

La mayoría de las personas se benefician del fortalecimiento de los músculos que rodean la rodilla. Esto incluye el músculo cuádriceps. Está ubicado en la parte frontal de cada muslo. Los fisioterapeutas pueden recomendar ejercicios específicos. Este tratamiento es muy útil. Puede llevar de 6 a 12 semanas ver las mejoras.

Tratamiento farmacológico

Algunas personas se pueden beneficiar del uso de los agentes antiinflamatorios no esteroides (AINE). Estos incluyen Motrin y Advil. Pueden ayudar a aliviar el dolor. Funcionan mejor cuando se los combina con otros tratamientos, como fisioterapia.

Aparatos Externos

Muchas personas encuentran alivio con el uso de soportes para la rodilla o protectores para rodilla. Estos dispositivos, por lo general, tienen una sección abierta en la parte de la rodilla. Están diseñados para mantener a la rodilla en su lugar durante la actividad. Algunos están diseñados para sostener la rótula y evitar que se desplace hacia los lados.

Ciertos métodos para contener a la rótula en su lugar también han sido de ayuda para muchos pacientes.

Los complementos especiales para el calzado, llamados aparatos ortopédicos, también pueden resultar útiles. Son de mayor ayuda cuando la condición se debe a una disfunción en el pie (como pie plano o pronación excesiva).

Cirugía

En ocasiones poco frecuentes, la cirugía es recomendable para las personas que no responden a otras formas de tratamiento. Esta se realiza para corregir la alineación incorrecta de la rótula.

Prevención

En ocasiones, no es completamente posible prevenir el desarrollo de esta condición. Existen algunas medidas que puede tomar para reducir el riesgo y evitar que empeore. Estas medidas incluyen:

  • Entrar en calor correctamente antes de realizar ejercicio. Esto incluye estiramientos posteriores a la entrada en calor y a la actividad. Esto le ayudará a prevenir lesiones relacionadas con el deporte.
  • Varíe el tipo de actividades en las que participa. Por ejemplo, en lugar de correr o trotar todos los días, alterne entre correr y nadar.
  • Ocúpese de las lesiones de forma inmediata. Esto incluye recibir primeros auxilios y dejar reposar la lesión hasta que sane antes de retomar la actividad.

RESOURCES:

American Academy of Family Physicians
http://familydoctor.org

American Academy of Orthopaedic Surgeons
http://orthoinfo.aaos.org

The President’s Council on Fitness, Sports, and Nutrition
http://www.fitness.gov

CANADIAN RESOURCES:

Canadian Orthopaedic Association
http://www.coa-aco.org

Health Canada
http://www.hc-sc.gc.ca

References:

Juhn MS. Patellofemoral pain syndrome: a review and guidelines for treatment. Am Fam Physician . 1999; (60)7: 2012-22.

Labella C. Patellofemoral pain syndrome: evaluation and treatment. Prim Care Clin Office Pract . 2004; 31: 977-1003.

Patellofemoral pain syndrome. The American Family Physician website. Available at: http://www.aafp.org/afp/991101ap/991101b.html . Accessed September 15, 2005.

Runner’s knee. The Merck Manual Second Home Edition website. Available at: http://www.merck.com/mmhe/sec05/ch075/ch075f.html . Accessed September 15, 2005.



Last reviewed septiembre 2012 by Michael Woods, MD

Please be aware that this information is provided to supplement the care provided by your physician. It is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. CALL YOUR HEALTHCARE PROVIDER IMMEDIATELY IF YOU THINK YOU MAY HAVE A MEDICAL EMERGENCY. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with any questions you may have regarding a medical condition.

Baptist Flame

Health Library

Find A Doctor

Services

Locations

Baptist Medical Clinic

Patients & Visitors

Learn

Contact Us

Physician Tools

Careers at Baptist

Employee Links

Online Services

At Baptist Health Systems

At Baptist Medical Center

close ×