Share this page

Health Library

Es común la negación de que existe un problema con el alcohol. El alcoholismo se caracteriza por una ansiedad extremadamente fuerte por el alcohol, una pérdida de control sobre la manera de beber, o una dependencia física al alcohol. En contraste, el abuso de alcohol se define como un patrón de beber que provoca una o más de las siguientes situaciones dentro de un periodo de 12 meses:

  • Problemas repetidos en el trabajo, escuela, o casa debido al beber
  • Arriesgar la seguridad física por beber en situaciones que son peligrosas, como manejar u operar maquinaria
  • Problemas recurrentes con la ley, como ser arrestado o manejar bajo la influencia del alcohol o por herir físicamente a alguien mientras está ebrio
  • Continuar bebiendo a pesar de dificultades relacionadas con el alcohol

El abuso de alcohol con frecuencia avanza a dependencia al alcohol o alcoholismo. El alcoholismo involucra un fuerte "antojo" o necesidad incontrolable de alcohol. Este antojo tiene más importancia que la capacidad de dejar de beber. Esta necesidad puede ser tan fuerte como la necesidad de alimentos o agua. Los síntomas de dependencia al alcohol incluyen:

  • Ansiar una bebida de alcohol
  • Incapacidad de dejar o limitar el consumo de alcohol
  • Necesitar cantidades más grandes de alcohol para sentir el mismo efecto
  • Síntomas de abstinencia si se detiene el consumo de alcohol, incluyendo:
    • Náusea
    • Sudoración
    • Temblores
    • Ansiedad
    • Presión arterial incrementada
    • Ataques
  • Dejar de hacer actividades para beber o recuperarse de los efectos del alcohol
  • Modo de beber que continúa incluso cuando causa o empeora problemas de salud
  • Ser incapaz de detener o reducir el modo de beber a pesar de tener un deseo de hacerlo

El alcoholismo podría conllevar a síntomas físicos que son a causa de los efectos destructivos del alcohol sobre el cuerpo, y podrían incluir:

  • Presión arterial elevada
  • Coloración amarillenta de los blancos de los ojos y/o piel ( ictericia )
  • Palmas enrojecidas, rostro enrojecido
  • Venas delgadas y oscuras que aparecen a través de la piel alrededor del ombligo y en el rostro
  • Hígado agrandado
  • Náusea, distensión, dispepsia , y úlceras
  • Pancreatitis
  • Fácil aparición de moretones y/o sangrado
  • Inestabilidad, temblores
  • Debilidad de las muñecas, tobillos
  • Adormecimiento y hormigueo
  • Memoria alterada
  • Frecuencia cardiaca acelerada
  • Testículos encogidos
  • Disfunción eréctil
  • Susceptibilidad incrementada a infecciones y cáncer

Referencias:

National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism website. Disponible en: http://www.niaaa.nih.gov/ .

National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism website. Disponible en: http://www.niaaa.nih.gov/ .

American Psychiatric Association. Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders. 4th ed. Text Revision. Washington, DC: American Psychiatric Association; 2000.

Helping patients who drink too much: a clinician's guide. National Institute on Alcohol Abuse and Alcoholism website. Disponible en: http://pubs.niaaa.nih.gov/publications/Practitioner/CliniciansGuide2005/clinicians_guide.htm . Accedido abril 14, 2007



Last reviewed septiembre 2010 by Ryan Estevez, MD, PhD, MPH

Please be aware that this information is provided to supplement the care provided by your physician. It is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. CALL YOUR HEALTHCARE PROVIDER IMMEDIATELY IF YOU THINK YOU MAY HAVE A MEDICAL EMERGENCY. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with any questions you may have regarding a medical condition.

Baptist Flame

Services

Find A Doctor

Services

Locations

Baptist Medical Clinic

Patients & Visitors

Learn

Contact Us

Physician Tools

Careers at Baptist

Employee Links

Online Services

At Baptist Health Systems

At Baptist Medical Center

close ×