Health Library

Vitamina A
Formas del Suplemento / Nombres Alternativos:
  • Retinol
Principales Usos Recomendados
  • Infecciones Virales en Niños en Países en Vías de Desarrollo
Otros Usos Recomendados
  • Acné, Enfermedad de Crohn, Diabetes, Eccema, Apoyo para el VIH, Menorragia (Menstruación Abundante), Psoriasis, Rosácea, Seborrea, Muchas Otras

La vitamina A es un antioxidante soluble a la grasa que protege a sus células contra radicales libres dañinos y juega otros papeles vitales en el cuerpo. Sin embargo, es potencialmente más peligrosa que muchas otras vitaminas debido a que se puede acumular en niveles tóxicos. Por esta razón, se debe usar con precaución.

En general, los suplementos de betacaroteno tomados en dosis nutricionales son una forma segura de obtener la vitamina A que usted necesita. A veces llamada "pro vitamina A," se cree que el betacaroteno es transformado en vitamina A sólo en la medida en que su cuerpo la necesita y, por tanto debería presentar mucho menor riesgo de intoxicación.

Requerimientos/Fuentes

La vitamina A es un nutriente esencial - lo cual significa que usted lo obtiene en su dieta. Las recomendaciones estadounidenses oficiales para la ingesta diaria de vitamina A se expresan en unidades internacionales (UI por sus siglas en inglés) o equivalentes de la actividad del retinol (RAE por sus siglas en inglés), las cuales son medidas en microgramos, como sigue: 38

  • Bebés de 0 - 6 meses, 400 mcg RAE ó 1330 UI
    7 - 12 meses, 500 mcg RAE ó 1665 UI
  • Niños de 1 - 3 años, 300 mcg RAE ó 1000 UI
    4 - 8 años, 400 mcg RAE ó 1330 UI
  • Hombres de 9 - 13 años, 600 mcg RAE ó 2000 UI
    14 años o más, 900 mcg RAE ó 3000 UI
  • Mujeres de 9 - 13 años, 600 mcg RAE ó 2000 UI
    14 años y más, 700 mcg RAE ó 2330 UI
  • Mujeres embarazadas, 770 mcg RAE ó 2560 UI (750 mcg RAE ó 2500 UI si tiene 18 años o menos)
  • Mujeres lactantes, 1,300 mcg RAE ó 4300 UI (1,200 mcg RAE ó 4000 UI si tiene 18 años o menos)

Advertencia: Las mujeres embarazadas no deberían tomar suplementos de vitamina A. En su lugar deberían tomar beta-caroteno.

Obtenemos la vitamina A a partir de muchos alimentos, ya sea en la forma de vitamina A o betacaroteno. El hígado y los productos lácteos son fuentes excelentes de vitamina A. Las zanahorias, albaricoques, col rizada, kale, papas dulces, perejil y espinacas son buenas fuentes también.

La deficiencia de vitamina A es común en los países en vías de desarrollo. 1 En el mundo desarrollado, la deficiencia es relativamente rara. Sin embargo, ciertas enfermedades pueden causar deficiencia de vitamina A, al afectar la habilidad del tracto digestivo para absorber nutrientes. Estas incluyen enfermedad de Crohn , colitis ulcerativa y fibrosis quística.

Dosis Terapéuticas

Aunque algunos estudios han usado altas dosis de vitamina A, la ingesta arriba del nivel límite superior no es recomendable excepto con el consejo médico (vea Cuestiones de Seguridad).

Usos Terapéuticos

Existe alguna evidencia de que los suplementos de vitamina A reducen las muertes por sarampión y otras enfermedades infecciosas entre niños en países en vías de desarrollo, 3,39 presumiblemente debido a que estos corrigen una deficiencia en las dietas de los niños. Esto no significa que los suplementos de vitamina A arriba y más allá del requerimiento nutricional básico son un tratamiento útil para el sarampión o alguna otra enfermedad de la niñez.

La vitamina A podría mejorar el control de azúcar en la sangre en personas con diabetes . Desafortunadamente, las personas con diabetes podrían también ser especialmente vulnerables a daño hepático por cantidades excesivas de vitamina A (vea Cuestiones de Seguridad). Por tanto, si usted padece diabetes, debería tomar vitamina A sólo con el consejo de un médico.

La vitamina A ha sido utilizada en el pasado para una variedad de enfermedades de la piel como el acné , eccema , psoriasis y la seborrea , pero debido a que usted necesita usar grandes cantidades (las cuales podrían provocar intoxicación) para lograr beneficios, los medicamentos estándar son más seguros. Las dosis elevadas de vitamina A podrían también ser benéficas para la menorragia (menstruación abundante), 4 pero una vez más no es seguro.

Evidencia incompleta e inconsistente sugiere que la vitamina A o betacaroteno podría ser benéfica para personas con infección por VIH. 5-11 Partiendo del hecho de evidencia débil, la vitamina A también ha sido propuesta como un tratamiento para una amplia variedad de otras enfermedades, incluyendo síndrome de Down, infecciones del oído , trastornos alimenticios , glaucoma , gota , visión nocturna deteriorada, cálculos renales , lupus , esclerosis múltiple , colitis ulcerativa , y úlceras .

Un estudio sugiere que la vitamina A no es efectiva para la enfermedad de Crohn . 12

¿Cuál Es la Evidencia Científica para la Vitamina A?

Diabetes

Según muchos 16,17 pero no todos los 18,19 estudios, las personas con diabetes tienden a tener deficiencia de vitamina A.

Un estudio observacional sugiere que los suplementos de vitamina A pueden mejorar el control del azúcar en la sangre en personas con diabetes. 20 Sin embargo, debido a intereses de seguridad, ellas no deberían usar complementos de vitamina A excepto bajo la supervisión médica (vea Cuestiones de Seguridad).

Trastornos de la Piel

La vitamina A ha sido probada para varios trastornos de la piel, incluyendo el acné , psoriasis , rosácea , seborrea y eccema . 21 - 24 Sin embargo, los beneficios vistos han sido cuando mucho modestos y generalmente la vitamina A ha tenido que ser tomada en dosis potencialmente tóxicas para producir buenos efectos.

Menorragia (Menstruación Abundante)

Un estudio sugiere que las mujeres con sangrado menstrual abundante pueden beneficiarse tomando 25,000 UI diarias de vitamina A. 25 Pero la vitamina A no puede ser recomendada como un tratamiento en curso para la menorragia, ya que las mujeres que menstruan pueden embarazarse y aun dosis bajas de vitamina A suplementaria podría causar defectos de nacimiento.

Apoyo en el VIH

Un pequeño estudio de doble ciego sugirió que tomar betacaroteno podría elevar el conteo de glóbulos blancos en personas con VIH . 26 Sin embargo, dos grandes ensayos doble ciego subsecuentes no descubrieron diferencias significativas entre aquellos que tomaban betacaroteno o placebo en el conteo de glóbulos blancos, conteo CD4+, u otras medidas de función inmune. 27,28

Dos estudios observacionales con una duración de 6 a 8 semanas sugieren que las ingestas elevadas de vitamina A o betacaroteno pueden ser útiles, pero también descubrieron que se debe tener cuidado con respecto a la dosis. 29,30 Este grupo de investigadores generalmente vincularon la alta ingesta de vitamina A o betacaroteno para reducir el riesgo de SIDA y disminuir los índices de muertes, con una excepción importante: Las personas con la ingesta más alta de cualquier nutriente (más de 11,179 UI por día de betacaroteno; o más de 20,268 UI diarias de vitamina A) empeoraron más que aquellos que sólo tomaron un tanto menos.

A pesar de las esperanzas de que la vitamina A dado a mujeres VIH positivas, embarazadas podría reducir el rango de infección de sus bebés, dos estudios doble ciego no han encontrado diferencias significativas entre bebé cuyas madres tomaron vitamina A comparado con aquellos cuyas madres tomaron placebo. 31,32 En cualquier caso, la vitamina A no se considera segura en el embarazo; es preferible el betacaroteno.

Enfermedad de Crohn

Según un estudio doble ciego de 86 personas con enfermedad de Crohn , la vitamina A no ayuda a prevenir los brotes. 33

Cuestiones de Seguridad

Los niveles seguros de ingesta máxima de vitamina A se han establecido como sigue: 38

  • Bebés de 0 - 12 meses, 600 mcg RAE ó 2000 UI
  • Niños de 1 - 3 años, 600 mcg RAE ó 2000 UI
    4 - 8 años, 900 mcg RAE ó 3000 UI
  • Hombres y mujeres de 9 - 13 años, 1,700 mcg RAE ó 5660 UI
    14 - 18 años, 2,800 mcg RAE ó 9320 UI
    19 años y más, 3,000 mcg RAE ó 10,000 UI
  • Mujeres embarazadas, 3,000 mcg RAE ó 10,000 UI (2,800 mcg RAE ó 9320 UI si tiene 18 años o menos)
  • Mujeres lactando, 3,000 mcg RAE ó 10,000 UI (2,800 mcg RAE ó 9320 UI si tiene 18 años o menos)

Las dosis de vitamina A arriba de 50,000 UI por día tomadas por varios años pueden causar lesión hepática, problemas óseos, fatiga, pérdida de cabello, dolores de cabeza y piel reseca.

Si ya tiene enfermedad hepática, revise con su médico antes de tomar suplementos de vitamina A, porque aun dosis pequeñas pueden ser dañinas para usted.

Se cree que las personas con diabetes pueden tener problemas para liberar la vitamina A almacenada en el hígado. Esto podría significar que ellas están en mayor riesgo de intoxicación por vitamina A.

La ingesta excesiva de vitamina A (o betacaroteno) parece acelerar la lesión hepática en personas con alcoholismo.34 Además, la ingesta excesiva de vitamina A puede incrementar el riesgo de osteoporosis . 35,40

Las mujeres deberían evitar los suplementos de vitamina A durante el embarazo, porque en niveles tóxicos esta podría incrementar el riesgo de defectos de nacimiento. Las mujeres embarazadas que toman medicinas de ácido valpróico (Depakote, Depacon o Depakene) incluso podrían estar en mayor riesgo de intoxicación por vitamina A. 36

La vitamina A podría incrementar los efectos anticoagulantes de la warfarina . 37 Además, debido a que la vitamina A químicamente asemeja a la medicina isotretinoína (Accutane), podría amplificar sus efectos tóxicos.

Interacciones que Debería Saber

Si usted está tomando

  • Isotretinoína (Accutane) : No tome vitamina A porque estas podrían aumentar la toxicidad una de otra.
  • Ácido valproico (Depakote, Depacon, o7 Depakene) y usted está embarazada: No tome suplementos de vitamina A a menos que lo aconseje un médico.
  • Warfarina : No tome suplementos de vitamina A a menos que sea aconsejado por un médico.

Referencias

1.   Combs G. The Vitamins . 2nd ed. New York, NY: Academic Press; 1998:5 - 6.

2.   West RJ, Lloyd JK. The effect of cholestyramine on intestinal absorption. Gut. 1975;16:93 - 98.

3.   Glasziou PP, Mackerras DE. Vitamin A supplementation in infectious diseases: a meta-analysis. BMJ . 1993;306:366 - 370.

4.   Lithgow DM, Politzer WM. Vitamin A in the treatment of menorrhagia. S Afr Med J . 1977;51:191 - 193.

5.   Semba RD, Graham NM, Caiaffa WT, et al. Increased mortality associated with vitamin A deficiency during human immunodeficiency virus type 1 infection. Arch InternMed. 1993;153:2149 - 2154.

6.   Bianchi-Santamaria A, Fedeli S, Santamaria L. Short communication: possible activity of beta-carotene in patients with the AIDS related complex. A pilot study. Med Oncol Tumor Pharmacother. 1992;9:151 - 153.

7.   Alexander M, Newmark H, Miller RG. Oral beta-carotene can increase the number of OKT4+ cells in human blood. Immunol Lett . 1985;9:221 - 224.

8.   Fryburg DA, Mark RJ, Griffith BP, et al. The effect of supplemental beta-carotene in immunologic indices in patients with AIDS: a pilot study. Yale J Biol Med . 1995;68:19 - 23.

9.   Coodley GO, Nelson HD, Loveless MO, et al. Beta-carotene in HIV infection. J Acquir Immune Defic Syndr Hum Retrovirol. 1993;6:272 - 276.

10.   Coodley GO, Coodley MK, Lusk R, et al. Beta-carotene in HIV infection: an extended evaluation. AIDS . 1996;10:967 - 973.

11.   Constans J, Delmas-Beauvieux MC, Sergeant C, et al. One-year antioxidant supplementation with beta-carotene or selenium for patients infected with human immunodeficiency virus: a pilot study [letters]. Clin Infect Dis . 1996;23:654 - 656.

12.   Wright JP, Mee AS, Parfitt A, et al. Vitamin A therapy in patient's with Crohn's disease. Gastroenterology . 1985;88:512 - 514.

13.   Glasziou PP, Mackerras DE. Vitamin A supplementation in infectious diseases: a meta-analysis. BMJ . 1993;306:366 - 370.

14.   Bresee JS, Fischer M, Dowell SF, et al. Vitamin A therapy for children with respiratory syncytial virus infection: a multicenter trial in the United States. Pediatr Infect Dis J . 1996;15:777 - 782.

15.   Neuzil KM, Gruber WC, Chytil F, et al. Safety and pharmacokinetics of vitamin A therapy for infants with respiratory syncytial virus infections. Antimicrob Agents Chemother . 1995;39:1191 - 1193.

16.   Martinoli L, Di Felice M, Seghieri G, et al. Plasma retinol and alpha-tocopherol concentrations in insulin-dependent diabetes mellitus: their relationship to microvascular complications. Int J Vitam Nutr Res . 1993;63:87 - 92.

17.   Singh RB, Niaz MA, Ghosh S, et al. Dietary intake and plasma levels of antioxidant vitamins in health and disease: a hospital-based case-control study. J Nutr Environ Med . 1995;5:235 - 242.

18.   Basualdo CG, Wein EE, Basu TK. Vitamin A (retinol) status of first nation adults with non-insulin-dependent diabetes mellitus. J Am Coll Nutr . 1997;16:39 - 45.

19.   Straub RH, Rokitzki L, Schumacher T, et al. No evidence of deficiency of vitamins A, E, beta-carotene, B1, B2, B6, B12 and folate in neuropathic type II diabetic women. Int J Vitam Nutr Res . 1993;63:239 - 240.

20.   Facchini F, Coulston AM, Reaven GM. Relation between dietary vitamin intake and resistance to insulin-mediated glucose disposal in healthy volunteers. Am J Clin Nutr . 1996;63:946 - 949.

21.   Stoesser AV, Nelson LS. Synthetic vitamin A in the treatment of eczema in children. Ann Allergy . 1952;10:703 - 704.

22.   Kligman AM, Mills OH Jr, Leyden JJ, et al. Oral vitamin A in acne vulgaris. Preliminary report. Int J Dermatol . 1981;20:278 - 285.

23.   Marrakchi S, Kim I, Delaporte E, et al. Vitamin A and E blood levels in erythrodermic and pustular psoriasis associated with chronic alcoholism. Acta Derm Venereol . 1994;74:298 - 301.

24.   Brenner S, Horwitz C. Possible nutrient mediators in psoriasis and seborrheic dermatitis. II. Nutrient mediators: essential fatty acids; vitamins A, E and D; vitamins B1, B2, B6, niacin and biotin; vitamin C; selenium; zinc; iron. World Rev Nutr Diet . 1988;55:165 - 182.

25.   Lithgow DM, Politzer WM. Vitamin A in the treatment of menorrhagia. S Afr Med J . 1977;51:191 - 193.

26.   Coodley GO, Nelson HD, Loveless MO, et al. Beta-carotene in HIV infection. J Acquir Immune Defic Syndr Hum Retrovirol. 1993;6:272 - 276.

27.   Coodley GO, Coodley MK, Lusk R, et al. Beta-carotene in HIV infection: an extended evaluation. AIDS . 1996;10:967 - 973.

28.   Constans J, Delmas-Beauvieux MC, Sergeant C, et al. One-year antioxidant supplementation with beta-carotene or selenium for patients infected with human immunodeficiency virus: a pilot study [letters]. Clin Infect Dis . 1996;23:654 - 656.

29.   Tang AM, Graham NHM, Kirby AJ, et al. Dietary micronutrient intake and risk of progression to acquired immunodeficiency syndrome (AIDS) in human immunodeficiency virus type 1 (HIV-1)-infected homosexual men. Am JEpidemiol. 1993;138:937 - 951.

30.   Tang AM, Graham NM, Saah AJ. Effects of micronutrient intake on survival in human immunodeficiency virus type 1 infection. Am JEpidemiol. 1996;143:1244 - 1256.

31.   Fawzi WW, Msamanga G, Hunter D, et al. Randomized trial of vitamin supplements in relation to vertical transmission of HIV-1 in Tanzania. JAcquir Immune Defic Syndr Hum Retrovirol. 2000;23:246-254.

32.   Coutsoudis A, Pillay K, Spooner E, et al. Randomized trial testing the effect of vitamin A supplementation on pregnancy outcomes and early mother-to-child HIV-1 transmission in Durban, South Africa. South African Vitamin A Study Group. AIDS. 1999;13:1517 - 1524.]

33.   Wright JP, Mee AS, Parfitt A, et al. Vitamin A therapy in patient's with Crohn's disease. Gastroenterology . 1985;88:512 - 514.

34.   Leo MA and Lieber CS. Alcohol, vitamin A, and beta-carotene: adverse interactions, including hepatotoxicity and carcinogenicity. Am J Clin Nutr . 1999;69:1071 - 1085.

35.   Melhus H, Michaelsson K, Kindmark A, et al. Excessive dietary intake of vitamin A is associated with reduced bone mineral density and increased risk for hip fracture. Ann Intern Med. 1998;129:770 - 778.

36.   Nau H, Tzimas G, Mondry M, et al. Antiepileptic drugs alter endogenous retinoid concentrations: a possible mechanism of teratogenesis of anticonvulsant therapy. Life Sci. 1995;57:53 - 60.

37.   Harris JE. Interaction of dietary factors with oral anticoagulants: review and applications. J Am Diet Assoc. 1995;95:580 - 584.

38.   Institute of Medicine. Dietary Reference Intakes for Vitamin A, Vitamin K, Arsenic, Boron, Chromium, Copper, Iodine, Iron, Manganese, Molybdenum, Nickel, Silicon, Vanadium, and Zinc . National Academy Press, Washington D.C., 2001.

39.   D'Souza RM, D'Souza R. Vitamin A for the treatment of children with measles--a systematic review. J Trop Pediatr. 2002;48:323 - 327.

40.   Michaelsson K, Lithell H, Vessby B, et al. Serum retinol levels and the risk of fracture. N Engl J Med. 2003;348:287 - 294.



Last reviewed septiembre 2014 by EBSCO CAM Review Board

Please be aware that this information is provided to supplement the care provided by your physician. It is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. CALL YOUR HEALTHCARE PROVIDER IMMEDIATELY IF YOU THINK YOU MAY HAVE A MEDICAL EMERGENCY. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with any questions you may have regarding a medical condition.

Baptist Flame

Baptist Health Systems

Find A Doctor

Services

Locations

Baptist Medical Clinic

Patients & Visitors

Learn

Contact Us

Physician Tools

Careers at Baptist

Employee Links

Online Services

At Baptist Health Systems

At Baptist Medical Center

close ×