Share this page

Health Library

Panorama General

La acupuntura ha sido parte de la medicina en uso común en países tales como China y Japón durante siglos. También es una de las formas más altamente utilizadas de terapia alternativa en los Estados Unidos. Más de 10 milones de tratamientos de acupuntura se administran anualmente en los Estados unidos. Además, está aumentando el reembolso de seguro a terceras partes y la cobertura de manejo de cuidado para la acupuntura.

Sin embargo, a pesar de la popularidad, ha habido poca evidencia propiamente científica acerca de la eficacia de la acupuntura hasta recientemente. Esto comenzó a cambiar a finales de la década de 1990 y hasta el presente, algunos estudios razonablemente bien diseñados han evaluado la acupuntura como un tratamiento para más de 30 enfermedades, con algunos resultados prometedores.

¿Qué Es la Acupuntura?

Definida sencillamente, la acupuntura es un método de tratamiento orientado a obtener una respuesta (como aliviar el dolor) por medio de la introducción de agujas finas en la superficie del cuerpo en sitios llamados puntos de acupuntura. Una técnica relacionada llamada acupresión (o Shiatsu) utiliza presión sobre esos puntos; una terapia relacionada conocida como electroacupuntura aplica electricidad a dichos puntos.

Existe una amplia gama de métodos de tratamiento, enfoques, técnicas, estilos y marcos teóricos dentro del amplio ámbito del término acupuntura. Con frecuencia, las diferencias en las formas de acupuntura son culturales; por ejemplo, el sistema de acupuntura practicado en Japón es bastante diferente del que se encuentra en China. La mayoría de los acupunturistas utilizan un estilo más o menos tradicional llamado Medicina Tradicional China (TCM por sus siglas en inglés) . Otros han adoptado estilos modernos que tienen poca o ninguna dependencia en los principios tradicionales.

Las agujas de acupuntura con mayor frecuencia se introducen en lugares específicos de la piel llamados puntos de acupuntura. Esos puntos se localizan sobre líneas específicas señaladas por la tradición, nombradas como meridianos o canales. De acuerdo a la teoría médica china, hay 14 meridianos importantes que forman una red invisible que conecta la superficie del cuerpo con los órganos internos. Los meridianos conducen el Qi, que es la energía o fuerza vital del cuerpo. Se dice que el dolor o la enfermedad resultan de desequilibrios u obstrucciones en el flujo del Qi a través de los meridianos. Se piensa tradicionalmente que la acupuntura elimina dichas obstrucciones, restaura la circulación normal del Qi y mejora la salud total al estimular el equilibrio de energía en el sistema. Sin embargo, no existe evidencia científica de la existencia de los meridianos o del mismo Qi. (Los meridianos no son visibles bajo el microscopio y, contrario a la creencia popular, estos no concuerdan con las vías nerviosas importantes).

Además de los meridianos y el Qi, el concepto de yin y yang es primordial para la teoría de la acupuntura, como lo es para toda la filosofía tradicional china. Los términos yin y yang no representan fuerzas o sustancias; en vez de eso, son una forma de mirar al mundo en término de la interacción de los opuestos polares. De acuerdo a este punto de vista, todo movimiento, crecimiento y cambio en el mundo es una manifestación de la lucha entre estas fuerzas. Aunque aparentemente son opuestas, se piensa que estas fuerzas se complementan y apoyan la una a la otra. Por ejemplo, sin descanso uno no puede emplear energía; sin agotarse por emplear energía, es difícil dormir. Esto es sólo un ejemplo de la armonía e interacción del yin y el yang.

El yang tradicionalmente está asociado con el calor, el poder, la luz del día, el verano y muchos otros aspectos activos o energéticos de la vida; el yin es frío, apacible y obscuro. Muchas enfermedades se caracterizan en términos de un exceso o deficiencia tanto del yin como del yang, o de ambos al mismo tiempo. Por ejemplo, cuando el cuerpo tiene fiebre, es porque hay mucho yang. También existe un equilibrio del yin y yang en cada órgano individual y en cada parte del cuerpo; estos también pueden volverse excesivos o deficientes.

Así, en la medicina tradicional china, las enfermedades se describen como patrones complejos de desequilibrios y obstrucciones. El tratamiento no se basa en diagnósticos médicos, sino en identificar esos problemas en la energía del cuerpo y en buscar corregirlos. ¿Este análisis tradicional contiene verdades acerca de la salud humana o tan sólo es un pensamiento arcaico? La respuesta, a la fecha, sigue sin saberse.

Historia de la Acupuntura

Las agujas de acupuntura primitivas que datan de alrededor del año 1000 A.C. han sido descubiertas en hallazgos arqueológicos de la dinastía Shan en China. El marco teórico subyacente a la práctica de acupuntura fue puesto en consideración por primera vez en Inner Classic of Medicine o Nei Jing , publicado por primera vez en el año 206 A.C. durante la dinastía Han.

Como una tradición activa y en crecimiento, la teoría y práctica de la medicina china evolucionó con el paso de los siglos, en tiempos de cambios rápidos. Quizá la acupuntura alcanzó su edad de oro bajo la dinastía Ming a finales del siglo XVI y a principios del siglo XVII. Posteriormente, tomó un segundo lugar en la práctica en ascenso de la medicina herbal . Cuando la acupuntura volvió a estar de moda en la China del siglo XX, había sufrido una gran transformación llamada algunas veces la "herbalización de la acupuntura". Los métodos actuales de acupuntura bajo el nombre de medicina tradicional china (TCM) se derivan en gran parte de esta revisión relativamente moderna de la teoría. Sin embargo, la acupuntura actual japonesa data de las primeras versiones de acupuntura.

Otro cambio importante ocurrió después de la Revolución Comunista en 1949. Los nuevos dirigentes, mientras que querían llevar a cabo un proceso de modernización, decidieron apoyar y preservar la medicina tradicional. Durante la Revolución Cultural, los famosos "doctores descalzos" fueron entrenados tanto en medicina moderna como en medicina tradicional y enviados a las zonas rurales para proporcionar cuidado médico a las masas. Actualmente, en los hospitales chinos más modernos, la medicina occidental y la tradicional, incluyendo la acupuntura y los tratamientos herbales, se practican hombro con hombro.

Casi no se había escuchado acerca de la acupuntura y no estaba disponible en los Estados Unidos hasta 1972, cuando el presidente Nixon hizo su histórica visita a China. Entre la prensa que lo acompañaba estaba el famoso periodista James Reston, que estuvo hospitalizado en su estancia en China y recibió anestesia por acupuntura. Después de regresar a los Estados Unidos, Reston publicó un artículo acerca de su experiencia, fomentando un nuevo interés en la acupuntura entre el público y la comunidad médica. Aunque posteriormente se descubrió que los medicamentos que se utilizaban junto a la anestesia por acupuntura probablemente tenían que ver en gran medida, la percepción de la acupuntura como un tratamiento poderoso se gano el respeto en los Estados Unidos. La escuelas de acupuntura comenzaron a abrir a finales de la década de la década de 1970 y principios de la década de la de 1980. Con la formación disponible en los Estados Unidos, el número de acupunturistas en este país sigue creciendo.

¿Cómo Funciona la Acupuntura?

Sigue sin conocerse el mecanismo exacto del porqué la acupuntura puede producir efectos sobre el cuerpo. Existe cierta evidencia de que la acupuntura estimula la liberación de endorfinas (compuestos parecidos a la morfina que funcionan cómo las sustancias reguladoras del dolor interno del cuerpo). 1–3 El respaldo de esta teoría proviene de experimentos durante la década de 1970, que descubrieron que el medicamento naxolone obstruye el alivio del dolor que ofrece la acupuntura. 2 El naxolone es un antagonista narcótico, lo que significa que obstruye los efectos de la morfina y otros medicamentos opiáceos al interferir con su habilidad de unirse a un cierto receptor. Funciona de una manera muy específica, y por lo tanto, si también niega los efectos de la acupuntura, es probable que la acción de la acupuntura de algún modo involucre sustancias parecidas a la morfina, en particular las endorfinas. Sin embargo, está evidencia no es contundente; es posible que la introducción de las agujas verdaderamente provoque la liberación de endorfinas, sin relación con los puntos de acupuntura.

Puede que la acupuntura influencie otros químicos en el cuerpo que controlan distintas actividades fisiológicas. Algunos estudios preliminares han mostrado posibles efectos de la acupuntura sobre la norepinefrina, la acetilcolina y los AMP cíclicos, los cuales son "mensajeros químicos" que regulan los sistemas claves en el cuerpo. 4

¿Cuál es la Evidencia Científica para la Acupuntura?

Aunque existe cierta evidencia de que la acupuntura podría ser útil para distintos propósitos médicos (principalmente náuseas , tendinitis y osteoartritis ) en general la evidencia no es contundente. Existen varias razones para esto, pero una es la más fundamental; incluso con la mejor de las intenciones, es difícil establecer adecuadamente la eficacia de una terapia con las manos como la acupuntura.

Únicamente una forma de estudio puede probar que un tratamiento es eficaz: La prueba doble ciego controlada por placebo. Sin embargo, no es fácil encajar la acupuntura dentro de un diseño de estudio de este tipo. Un problema es diseñar una forma de acupuntura de placebo, y un problema aún más desafiante es mantener a los participantes y a los practicantes sin conocimiento de quién está recibiendo acupuntura real y quién falsa. Pero sin tal desconocimiento, los resultados del estudio pueden tergiversarse por muchos factores. Para una discusión de esos factores, consulte "¿Por Qué las Terapias Complementarias Se Basan en Estudios Doble Ciego?"

En un intento por aproximar los estudios doble ciego a la acupuntura, los investigadores han recurrido a un número de técnicas inteligentes. Tal vez la más común involucra la acupuntura falsa. En dichos estudios, se utiliza una versión falsa de acupuntura para que los participantes no sepan. Sin embargo, debido a que el acupunturista sabe que este es un tratamiento falso, puede transmitir sútilmente una falta de confianza en el resultado. Dichos estudios se llaman ciego simple y no son totalmente confiables.

Para encontrar soluciones a este problema, puede que algunos estudios empleen técnicos entrenados únicamente en introducir agujas, en vez de acupunturistas reales. A dichos técnicos se les daría una lista de puntos reales o falsos de acupuntura, sin decirles cuál es cuál. Sin embargo, no es razonable suponer que un técnico básicamente sin entrenar pueda administrar un tratamiento de acupuntura tan eficaz como el de un acupunturista real. Además, utilizar una serie de puntos fijos para tratar un problema no se aplica a la acupuntura tradicional, que siempre individualiza el tratamiento hacia la persona.

Otro enfoque es utilizar acupunturistas reales para que den el tratamiento, pero tener una persona por separado que evalúe los efectos de ese tratamiento. Tales estudio pueden ser descritos como parcialmente doble ciego; impedirían a los investigadores de influir sus propias observaciones, pero aún no eliminan el problema de que el acupunturista transmitiría confianza (o falta de) a los participantes. (Sin embargo, en algunas pruebas, los pacientes estaban anestesiados cuando se les aplicó acupuntura; en dichos casos, está justificado el llamarles doble ciego a esos estudios). El médico osteopático Kerry Kamer sugirió un enfoque caprichoso para evaluar la acupuntura: Hacer que la mitad de los participantes reciban acupuntura real y que la otra mitad reciba tratamiento de un actor entrenado para transmitir confianza mientras se realiza la acupuntura falsa. Sin embargo, aún no se han reportado dichos estudios.

A pesar de sus limitaciones, la mayoría de los mejores estudios que están disponibles actualmente son los de ciego simple o doble ciego parcial descritos anteriormente. Aunque no son perfectos, por lo menos pueden darnos una idea acerca de si la acupuntura real podría ser eficaz.

También hay otro problema que tomar en cuenta: La acupuntura provoca un efecto muy fuerte tipo placebo, ya sea real o falsa. Este fenómeno tiende a disminuir la diferencia de resultados entre el grupo de tratamiento y el grupo de placebo, y puede ocultar potencialmente un verdadero beneficio al hacerlo muy pequeño para lograr una importancia estadística . Como ejemplo, tome en cuenta un estudio en el cual 67 personas con artritis de las caderas recibió una colocación aleatoria de agujas o acupuntura real. 118 Los resultados mostraron mejora en ambos grupos, pero no en el mismo grado.

¿Esto significa que la acupuntura tradicional en verdad no es mejor que la acupuntura aleatoria? No necesariamente. Puede que sencillamente el estudio haya sido muy pequeño para identificar beneficios que sí ocurrieron. En estudios que muestran un fuerte efecto del placebo, podría ser necesario reclutar a cientos de participantes para mostrar un beneficio por encima del "ruido de trasfondo" estadístico. Tenga esto en cuenta respecto a todas las pruebas negativas descritas más adelante. Un estudio pequeño puede fracasar para encontrar beneficios, pero de hecho no puede probar la ausencia de ellos.

Existe otro problema para evaluar la evidencia de la acupuntura: Muchos de los estudios se hicieron en China y existe evidencia de predisposiciones sistemáticas en la literatura médica china. 5 Los investigadores que evaluaron los estudios sobre acupuntura en China descubrieron que ¡cada uno consideraba a la acupuntura como eficaz! Esto los llevó a observar más a fondo otras investigaciones médicas en China. Después de una revisión de pruebas controladas que involucraban otras terapias tales como medicamentos estándares, se observó que las pruebas clínicas reportaban resultados positivos en el 99% de los casos. En comparación, las pruebas publicadas en Inglaterra eran positivas sólo en el 85% de las veces. Aunque existen ciertas predisposiciones en todas las publicaciones médicas, este resultado sugiere un índice particularmente alto de predisposiciones en el registro de investigación de China.

Algunos estudios han comparado la acupuntura con otras terapias, tales como la terapia física o el masaje . Las pruebas de este tipo son buenas para determinar la eficacia de costos relativa, pero no pueden tomarse como prueba de eficiencia por una simple razón: Estas otras terapias nunca han demostrado ser eficaces por sí mismas.

Muchos estudios sobre acupuntura fracasaron para utilizar tratamiento de placebo o no tenían grupo de control. Dichos estudios no prueban nada y generalmente no se reportan aquí.

Las siguientes secciones comienzan con enfermedades en las cuales la investigación sobre acupuntura ha sido más positiva, continuando con aquellas en las que el registro está mezclado y concluyen con aquellas en la que la forma evaluada de acupuntura no ha sido eficaz. Observe que nosotros también incluimos estudios de acupresión y electroacupuntura.

Usos con base en Evidencia
Náusea y Vómito

Muchos estudios han evaluado el tratamiento sobre un sólo punto de acupuntura - P6 - que tradicionalmente se piensa es eficaz para el alivio de distintas formas de náusea y vómito. Este punto se localiza en la parte interna del antebrazo, aproximadamente dos pulgadas por encima de la línea de la muñeca. La mayoría de los estudios han investigado los efectos de la presión sobre este punto (acupresión) en vez de usar agujas. Los métodos más comunes usan una muñequera con una cuenta del tamaño de un durazno dentro de ella ubicado por encima del punto P6. La muñequera ejerce presión sobre la cuenta mientras se desgasta y el usuario puede presionar la cuenta para tener más estimulación.

Aunque el registro de la investigación está mezclado, en equilibrio parece que la estimulación sobre el punto P6 ofrece beneficios para la náusea. Este enfoque se ha estudiado en las náuseas provocadas por la anestesia, las náuseas y vómito del embarazo y otras formas de náuseas.

Náuseas provocadas por Anestesia

Los anestésicos generales y otros medicamentos utilizados para la cirugía frecuentemente provocan náuseas. Por lo menos ocho estudios controlados que involucraron a un total de más de 750 mujeres bajo cirugía ginecológica descubrieron que la estimulación del punto P6 redujo dichas náuseas postquirúrgicas en comparación con el placebo. 6 - 11, 119, 138

Del lado negativo, un estudio doble ciego controlado por placebo de 410 mujeres sometidas a una cirugía ginecológica no comprobó que la acupresión del punto P6 fuera más eficiente que la acupresión falsa (ambas fueron más eficaces en comparación a no recibir tratamiento). 139 Un pequeño ensayo sobre la acupuntura en la cirugía ginecológica tampoco descubrió beneficios. 12

Los estudios sobre acupuntura o acupresión en otras formas de cirugía han creado resultados positivos y negativos por igual. 13-20, 120

Náusea y Vómito en el Embarazo

Varios estudios controlados han evaluado los beneficios de la acupresión o la acupuntura sobre la náusea y vómito en el embarazo , llamados comúnmente mareos matutinos. Generalmente los resultados de la acupresión han sido más positivos que los de la acupuntura.

Por ejemplo, un estudio doble ciego controlado por placebo de 97 mujeres encontró evidencia de que tal vez funcione la acupresión con muñequeras. 21 Los participantes usaron una muñequera verdadera o una falsa que parecía idéntica. Tanto la muñequera real como la falsa provocaron mejorías notables en más de la mitad de los participantes. Sin embargo, las mujeres que utilizaron las verdaderas mostraron mejores resultados en términos de la duración de la náusea. La intensidad de sus síntomas no fue significativamente diferente entre los grupos.

Estos resultados son coherentes con los estudios anteriores de la acupresión para los mareos matutinos. 23, 24, 140

Sin embargo, un ensayo mayor de acupuntura en lugar de acupresión no encontró beneficios. Este estudio ciego simple controlado por placebo de 593 mujeres embarazadas con mareos matutinos comparó los efectos de la acupuntura tradicional, la acupuntura sólo en el punto P6, la acupuntura en puntos "equívocos" (acupuntura falsa) y sin tratamiento. 121

Como se observó anteriormente, el efecto del placebo de la acupuntura es muy fuerte. Las mujeres en los tres grupos de tratamiento (incluyendo el de acupuntura falsa) presentaron importantes mejoras respecto a la náusea y las arcadas en comparación con el grupo sin tratamiento. Sin embargo, ninguna forma de acupuntura real demostró ser más eficaz que la falsa.

Otras Formas de Náusea

Un estudio ciego sencillo controlado por placebo, descubrió que la acupresión es útil para el mareo por movimiento . 26

Un ensayo ciego sencillo controlado por placebo, de 104 personas con quimioterapia en dosis altas para el cáncer de mama descubrió que la estimulación eléctrica del punto P6 redujo significativamente los episodios de vómito 27 Se encontraron resultados semejantes en un estudio piloto. 28 En un pequeño estudio falso controlado, las muñequeras de acupresión fueron prometedoras, aunque los beneficios observados no alcanzaron el límite convencional para ser considerados estadísticamente significativos. 137

Tendinitis

Varios estudios pequeños controlados han descubierto que la acupuntura es útil para la tendinitis . Por ejemplo, un ensayo ciego simple controlado por placebo de 52 personas con tendinitis del manguito rotatorio (hombro) encontró evidencia de que la acupuntura es más eficaz que el placebo. 29 También se observaron beneficios en otros tres estudios de personas con tendinitis de hombro o codo que enlistaron un total de aproximadamente 135 individuos. 30, 31, 123

En un estudio de 82 personas con tendinitis de codo, la acupuntura profunda fue más eficaz que la acupuntura placebo poco profunda a corto plazo, pero a los 3 meses no hubo diferencias entre los grupos. 141

Un ensayo comparativo de 20 personas encontró evidencia poco convincente de que la electroacupuntura tal vez sea más eficaz que la acupuntura normal para la tendinitis de codo. 129 Otro ensayo no demostró que la acupuntura láser fuera eficaz. 142

Osteoartritis

Una revisión publicada en el 2001 evaluó los resultados de varios estudios de acupuntura para la osteoartritis de la rodilla. 126 Los críticos encontraron siete estudios que calificaron como significativos, implicando un total de 393 participantes. Aunque no todos los estudios eran positivos, en total los críticos concluyeron que la "evidencia convincente" indica que la acupuntura es más eficaz para la artritis de rodilla que la acupuntura falsa.

También se han observado beneficios en otras formas de osteoartritis. Por ejemplo, un ensayo ciego simple controlado de 67 personas con osteoartritis de la cadera descubrió que la acupuntura mejoró significativamente los síntomas, con una duración de alivio por varios meses después del tratamiento. 73 Un pequeño estudio descubrió que la acupuntura era más eficaz que el consejo y los ejercicios para el dolor de cadera. 143 Sin embargo, aún otro estudio descubrió que introducir agujas en puntos al azar en el área que circunda a la cadera era igual de eficaz que la acupuntura tradicional. 118 Se necesitarán más ensayos para explicar la eficacia de la acupuntura para el dolor de cadera.

También se ha comparado la acupuntura para la osteoartritis en distintas articulaciones con los medicamentos antiinflamatorios, inyecciones de esteroides y el diazepam (Valium) con resultados contradictorios. 77 - 79

Dolor de cabeza

La acupuntura también ha sido algo prometedora para los dolores de cabeza, pero el registro de investigación sigue siendo confuso.

Un estudio de 179 personas descubrió que la acupuntura era más eficaz que el placebo e igual de eficaz que el medicamento sumatriptano para rechazar los principios de migraña. 137 Sin embargo, si el tratamiento fracasaba para prevenir el dolor de cabeza, una segunda dosis de sumatriptano era más eficaz para aliviar el dolor que un segundo tratamiento de acupuntura.

En otro estudio, 160 personas con migrañas frecuentes recibieron tratamientos de acupuntura en curso o el medicamento flunarizina en un intento por prevenir las migrañas. 122 La acupuntura demostró brindar más beneficios en los primeros 2 meses, e iguales beneficios en 6 meses, en comparación con el medicamento. Sin embargo, debido a la falta de un grupo de acupuntura falsa, no está claro qué tanto de este supuesto beneficio se debe al poder de la sugestión.

Otros tantos ensayos controlados también han encontrado beneficios para las migrañas o los dolores de cabeza por tensión. 39-41, 130 - 132 Sin embargo, al menos cinco ensayos no encontraron beneficios. 42-44, 133, 134 Únicamente una mayor investigación puede explicar estas contradicciones.

Dolor de Cuello

Una revisión de literatura de 1999 encontró un ensayo doble ciego y ocho ciego sencillo controlados por placebo sobre la acupuntura para diferentes formas de dolor de cuello , que reclutaron a un total de más de 250 participantes. 45 Los resultados de estos pequeños ensayos casi están igualmente compensados: Aproximadamente la misma cantidad consideró a la acupuntura por encima como por debajo del placebo.

Un estudio posterior de 177 individuos con dolor de cuello crónico comparó a la acupuntura con la acupuntura de placebo, así como con el masaje. 46 Los resultados no mostraron una diferencia significativa entre la acupuntura real y la falsa después de cinco sesiones. De manera interesante, incluso la acupuntura falsa produjo mejores resultados que el masaje.

La mayoría de los estudios sobre acupuntura han utilizado el estilo chino llamado TCM. Un ensayo ciego simple controlado por placebo de 45 personas evaluó la acupuntura estilo japonés para el dolor de cuello crónico y encontró beneficios. 47 Los participantes recibieron tratamientos dos veces por semana durante cuatro semanas, una vez por semana durante cuatro semanas y después cada tercer semana durante dos semanas. Los resultados mostraron mejoras significativas en el grupo que recibio tratamiento real.

Procedimientos Dentales

La evidencia respecto al tratamiento de acupuntura para el dolor mental es contradictorio. Una revisión de la literatura identificó cuatro estudios significativos sobre la acupuntura para reducir el dolor durante los procedimientos dentales. 48 Tres de los estudios encontraron resultados positivos, pero el más extenso (con 110 participantes) no. 49

Un ensayo más reciente de ciego simple controlado de 39 personas, realizado por el autor de los dos estudios positivos acabados de mencionar, encontró que la acupuntura es benéfica para controlar el dolor después de una cirugía oral. 50

Aunque existen más estudios con resultados positivos que negativos, los ensayos extensos tienen más validez que los pequeños. Por esta razón, es difícil sacar cualquier conclusión firme a partir de este conjunto de estudios.

Dependencia Química

Aunque algunos estudios en animales sugieren que la acupuntura de oído o la electroacupuntura tal vez tengan ciertos beneficios para la dependencia química , 64, 65 los resultados de estudios en humanos han sido ambivalentes en el mejor de los casos, sin beneficios reportados por los estudios más extensos.

Por ejemplo, un ensayo ciego simple controlado que evaluó a 620 adultos dependientes de la cocaína no encontró que la acupuntura fuera más eficaz que la falsa o que el entrenamiento de relajación. 117 De manera similar, un estudio ciego simple controlado por placebo que reclutó a 236 clientes residenciales no encontró beneficios de la acupuntura de oído para la adicción a la cocaína. 66 Sin embargo, se observaron beneficios en un ensayo mucho más pequeño del tipo ciego simple. 67

La situación es muy parecida para la adicción al alcohol . Un estudio ciego simple controlado por placebo de 503 alcohólicos no encontró evidencia de beneficios con 3 semanas de acupuntura de oído. 125 Además, un estudio ciego simple controlado por placebo con 72 alcohólicos, de 10 semanas de duración, no encontró diferencias en los patrones de bebida o deseos entre los grupos con acupuntura falsa y real. 68 Sin embargo, un ensayo ciego simple de 54 personas sí encontró beneficios. 69

Un ensayo ciego simple controlado de 100 personas con adicción a la heroína evaluó los posibles beneficios de la acupuntura de oído. 70 Sin embargo, un alto índice de bajas hace que sea difícil interpretar los resultados.

En un metaanálisis de 12 ensayos controlados por placebo, no se encontró que la acupuntura fuera más eficaz que la acupuntura falsa para dejar de fumar . 71 Un estudio más reciente del tipo doble ciego, falsamente controlado de 330 adolescentes fumadores tampoco encontró beneficios. 72 Un estudio descubrió que tal vez la acupuntura no sea eficaz por sí misma, pero quizá (de alguna forma desconocida) aumente la eficacia de la educación para dejar de fumar. En este estudio falsamente controlado de 141 adultos, la acupuntura más la educación fue dos veces más eficaz que la acupuntura falsa más educación, y cuatro veces igual de eficaz que la acupuntura por sí sola. 59 Sin embargo, estos beneficios sólo se observaron a corto plazo. En seguimientos de largo plazo, desapareció la ventaja relativa de la acupuntura.

Dolor de Espalda

Hasta ahora, la investigación no ha rendido evidencia de que la acupuntura sea eficaz para el dolor de espalda . Por ejemplo, en un ensayo ciego simple, sin tratamiento y falsamente controlado de 113 individuos con dolor de espalda, 20 sesiones de acupuntura tradicional por lo general no produjo más beneficios que la acupuntura falsa. 58 Sin embargo, tanto la acupuntura falsa como la real fueron por mucho más eficaces que no tener tratamiento, demostrando una vez más el poder de placebo de la acupuntura.

Además, en un ensayo cruzado, doble ciego controlado por placebo de 77 personas con dolor de espalda baja crónica, no se observó alguna diferencia importante entre la acupuntura real y los grupos de placebo. 81 Un ensayo ciego simple controlado por placebo de 30 participantes tampoco encontró evidencias de beneficios. 82

Un ensayo comparó los efectos de la acupuntura, el masaje y la educación (tales como cintas de video sobre el cuidado de la espalda, etc.) en 262 personas con dolor de espalda crónico durante un período de 10 semanas. 83 Se dejó que los practicantes eligieran el tipo de acupuntura y masaje, pero sólo se permitieron 10 visitas. En la semana 10, las evaluaciones mostraron beneficios con el masaje pero no con la acupuntura. Un año después, el masaje y la educación fueron casi equivalentes y ambos fueron superiores a la acupuntura.

En otro ensayo, el masaje estilo acupresión fue más eficaz para el dolor de espalda que el masaje sueco. 84 Sin embargo, no se ha demostrado que el masaje sueco sea eficaz para el dolor de espalda, así que esto no demuestra que el masaje tipo acupresión es eficiente.

Dos ensayos ciego simple controlados por placebo, uno con 30 participantes y otro con 60, tampoco encontraron evidencia de beneficios. 85, 86

Otros tantos estudios han comparado la acupuntura con otros tratamientos para el dolor de espalda, tales como la TENS, la terapia física y el cuidado quiropráctico. 87 - 91 Los resultados en general sugieren que la acupuntura es una alternativa razonable para estos otros enfoques. Sin embargo, debido a que no se ha demostrado que la TENS, la terapia física y el cuidado quiropráctico sean eficaces para el dolor de espalda, los estudios de este tipo no pueden tomarse como evidencia para probar que la acupuntura es eficaz.

Apoplejía

La acupuntura se utiliza ampliamente en China para el tratamiento de la apoplejía aguda. Se han publicado unos cuantos estudios durante los últimos 10 años, pero los mejor diseñados y los más extensos no encontraron beneficios.

Por ejemplo, un ensayo ciego simple controlado por placebo de 104 individuos que habían experimentado recientemente una apoplejía no pudo encontrar algún beneficio con 10 semanas de acupuntura dos veces por semana. 97

De manera similar, un estudio ciego simple controlado de 150 personas que se recuperaban de una apoplejía comparó a la acupuntura (incluyendo la electroacupuntura), la estimulación muscular de alta intensidad y el tratamiento falso. Todos los participantes recibieron 20 tratamientos durante un período de 10 semanas. Ni la acupuntura ni la estimulación muscular produjeron algún beneficio. 114 Un estudio de 10 semanas de 106 personas, que proporcionó un total de 35 sesiones tradicionales de acupuntura, tampoco encontró beneficios. 127

Unos cuantos estudios sí encontraron beneficios, pero eran muy pequeños y algunos no utilizaron grupos de placebo. 98 - 101

Otros Usos Estudiados

Se ha evaluado a la acupuntura o la acupresión para el insomnio , con resultados ambivalentes. Un estudio ciego simple controlado por placebo que implicó a 84 residentes de asilos descubrió que la acupresión real era superior a la acupresión falsa para mejorar la calidad de sueño. 32 Los participantes tratados concibieron el sueño más rápido y durmieron profundamente. Otro estudio ciego simple controlado reportó beneficios con la acupuntura, pero no pudo incluir un análisis estadístico adecuado de los resultados. 33 Por esta razón, no pueden sacarse conclusiones de este reporte. En un tercer estudio, se dividió a 98 personas con enfermedad renal grave en tres grupos: Sin tratamiento extra, 12 sesiones de acupresión falsa (sin utilizar puntos reales de acupuntura) o 12 sesiones de acupresión real). 5 Los participantes que recibieron acupresión real experimentaron una mejora significativa de sueño en comparación a aquellos que no recibieron tratamiento extra. Sin embargo, la acupresión falsa fue igual de eficaz que la real.

Un pequeño estudio doble ciego controlado por placebo encontró que la acupuntura real era más eficaz que la falsa para el tratamiento del dolor menstrual . 35 Además, un estudio controlado de 61 mujeres evaluó los efectos de una prenda especial diseñada para estimular los puntos de acupuntura relacionados con el dolor menstrual. 76 Desafortunadamente, en este último estudio, los investigadores eligieron comparar el tratamiento con la ausencia de este, en vez de acupuntura falsa. Por esta razón, los resultados (que fueron positivso) tienen poca validez.

Un estudio de 6 meses ciego simple controlado de 67 mujeres con infecciones de vejiga frecuentes, descubrió que la terapia de acupuntura redujo la frecuencia de infección. 34

La acupuntura luce prometedora para ayudar con el parto . Un estudio controlado de 210 mujeres próximas a tener un parto descubrió que la acupuntura real era más eficaz que la falsa para reducir el dolor de la labor de parto. 74, 75 Además, un estudio de 45 mujeres embarazadas descubrió que el uso de la acupuntura en la fecha estimada de parto aceleró significativamente la verdadera fecha de parto. 124 Desafortunadamente, este segundo ensayo utilizó un grupo de control sin tratamiento en vez de la acupuntura falsa, así que sus resultados tienen poca relevancia.

Fibromialgia es una enfermedad mal comprendida que conlleva al dolor crónico, la fatiga y otros síntomas. Una revisión de la acupuntura para la fibromialgia encontró tres estudios controlados, del cual sólo uno tenía la calidad adecuada. 36 Este ensayo enlistó a 70 personas y les dio seguimiento por 3 semanas 37 ; se observaron evidencias de algunos beneficios. Un estudio posterior (publicado sólo en forma resumida) también distinguió como eficaz a la acupuntura para la fibromilagia cuando se usaba en combinación con la terapia estándar. 110

Un pequeño estudio controlado encontró evidencia preliminar de que la acupuntura puede mejorar los síntomas menopáusicos . 128

Un ensayo controlado de falsa acupuntura evaluó a 43 personas con depresión y a 13 personas con trastorno de ansiedad generalizada. 80 Los resultados sugirieron que 10 (pero no cinco) sesiones de acupuntura pueden mejorar significativamente los síntomas.

Otro ensayo comparó la acupuntura real y la falsa en gente sana y encontró cierta evidencia de que la acupuntura real puede aliviar el estrés de la vida diaria. 111

Se ha explorado la acupuntura como un medio para reducir el dolor después de una cirugía , pero han habido más resultados negativos que positivos. Un estudio doble ciego controlado por placebo de 42 personas con cirugía artroscópica de la rodilla descubrió que el uso de la acupuntura durante la cirugía no redujo los niveles de dolor durante las siguientes 24 horas. 54 Otro ensayo doble ciego controlado por placebo de 50 mujeres que se sometieron a una histerectomía no encontró beneficios con la electroacupuntura, 55 y un estudio doble ciego de 71 individuos sometiéndose a cirugía abdominal no demostró que la acupresión fuera útil. 60 Sin embargo, se reportaron algunos beneficios de la acupresión en un ensayo ciego simple de 40 pacientes sometiéndose a una cirugía artroscópica de la rodilla. 56 Además, una forma especial de inserción de agujas llamada acupuntura intradermal redujo el dolor postquirúrgico en 107 personas sometidas a cirugía abdominal. 38

Puede que la acupuntura sea igual de eficaz que los tratamientos estándares para TMJ . 52 Por ejemplo, un estudio de 110 personas con dolor TMJ encontró a la acupuntura por lo menos igual de eficaz que la terapia oclusal estándar con férula. 53

Aunque la acupuntura se usa ampliamente para la pérdida de peso , dos de cada tres estudios publicados no la consideran eficaz. 112, 113, 116

Un ensayo ciego simple evaluó la acupuntura en un grupo de 36 hombres jóvenes sanos y encontró cierta evidencia de mejora en el desempeño deportivo . 95 Sin embargo, un estudio ciego simple controlado de 48 personas descubrió que el uso de la acupuntura no redujo el dolor muscular causado por el ejercicio . 105

Aunque los reportes de caso sugieren que la acupuntura podría ser útil para la psoriasis , 135 un ensayo controlado no encontró que la acupuntura fuera más eficaz que la falsa acupuntura. 136

Después de un ataque agudo de herpes, el dolor puede persistir por meses o años, provocando lo que se conoce como neuralgia postherpética . Un estudio ciego sencillo controlado por placebo, de 62 personas con dolor de este tipo no pudo hallar beneficios con la acupuntura. 94

Un estudio doble ciego controlado por placebo evaluó los efectos de la acupuntura sobre un sólo punto contra la acupuntura placebo en 56 personas con artritis reumatoide . 93 No hubo diferencia en los resultados entre el tratamiento real y los grupos de placebo. Sin embargo, el utilizar sólo un punto de acupuntura para tratar una enfermedad tan compleja como la artritis reumatoide debe considerarse como altamente cuestionable; normalmente, la acupuntura para dicha enfermedad involucraría muchas agujas.

Han habido muchos reportes acerca del tratamiento de acupuntura para el asma , 57, 61 pero la mayoría de estudios publicados son de baja calidad, y los resultados han sido contradictorios en el mejor de los casos. 62, 63

La neuropatía periférica (dolor de nervios en las extremidades) es una queja común en la infección por VIH . Un ensayo reciente doble ciego de 239 personas con VIH no considero a la acupuntura más eficiente que el placebo para la neuropatía periférica. 92 De manera interesante, el estudio también evaluó la terapia farmacológica para la neuropatía periférica y también la consideró ineficaz.

Un ensayo ciego sencillo controlado de acupuntura individualizada para 34 personas con epilepsia grave, no encontró beneficios. 96

Un estudio controlado no pudo demostrar que la electroacupuntura sea eficaz para reducir el malestar durante una colonoscopia. 25

Un estudio controlado supuestamente encontró que la acupuntura era útil para acelerar la recuperación en personas con lesiones de la columna vertebral, pero no utilizó un grupo de control con acupuntura falsa. 22

Varios ensayos controlados y abiertos de la acupuntura para el tratamiento de tinitus (zumbidos en el oído) no encontraron beneficios. 102, 103

Un estudio bien diseñado, ciego sencillo controlado por placebo, de 60 personas con síndrome del intestino irritable comparó la acupuntura tradicional con la acupuntura falsa. 51 Durante el período de estudio de 13 semanas, ambos grupos mejoraron en igual medida. Un ensayo más pequeño y de menor duración tampoco encontró beneficios. 115

En un ensayo doble ciego, 60 mujeres lactando recibieron acupuntura de agujas, 56 recibieron acupuntura láser y 60 recibieron placebo 104 Los resultados no mostraron diferencias en la producción de leche.

Qué Esperar Durante un Tratamiento de Acupuntura

La terapia de acupuntura tiene su propio estilo y atmósfera, tan parecida como contraria a un encuentro médico. Su primera sesión comenzará con un minucioso análisis de su padecimiento e historial médico. Si el acupunturista práctica de acuerdo a los principios de TCM, se le harán varias preguntas acerca de su malestar específico y su salud general, incluyendo qué tan bien duerme, qué tan bien digiere y elimina los alimentos, qué tan bien respira; su nivel de energía, etc. Todos estos factores se consideran relevantes. Puede que el acupunturista haga preguntas que parecen tener poca relevancia con su padecimiento, tales como "¿Tiende a sentir frío o calor la mayor parte del tiempo?". La TCM busca patrones totales tanto en el bienestar físico como emocional, que lleva al acupunturista a desarrollar un plan de tratamiento que sea específico no sólo para sus síntomas, sino para su patrón de salud total.

Dependiendo de su queja específica y de su patrón individual de síntomas, puede que el acupunturista sólo utilice pocas agujas o tantas como 20 ó más. El tamaño normal de las agujas de acupuntura es de calibre 32 a 36, lo que significa que tienen aproximadamente ¼ mm de diámetro, mucho más pequeñas que una aguja hipodérmica. Al contrario de las agujas hipodérmicas huecas, las de acupuntura son sólidas, lo que les permite penetrar la piel fácilmente y relativamente sin provocar dolor. Las agujas de acupuntura pueden producir una leve sensación de piquete cuando se introducen profundamente variando desde unos cuantos milímetros hasta ½ pulgada, más o menos. La inserción es más profunda en las zonas más carnosas del cuerpo, como en los muslos y los glúteos.

Normalmente se introducen las agujas de acupuntura por medio de un tubo de plástico que guía la aguja dentro de la piel. Esta es una técnica bastante moderna. También se utiliza la inserción a manos libres tradicional; la mayoría de acupunturistas están entrenados en este método. Casi todos los acupunturistas en los Estados Unidos ahora utilizan agujas preesterilizadas desechables, que eliminan cualquier riesgo de infección cruzada.

Puede que el acupunturista gire las agujas insertadas y le pida que le informe cuándo siente una leve sensación de dolor, o tal vez la zona se sienta ligeramente entumida u hormigueante. Estas sensaciones, descritas en la TCM como la llegada del Qi, son consideradas una respuesta positiva que aumentará la eficacia del tratamiento.

Cualquier cosa que sienta, la sensación debe ser leve, no demasiado desagradable y debe desaparecer en unos pocos minutos. Si algunas agujas en particular son dolorosas, hágaselo saber al practicante para que pueda modificar la profundidad o retirar la aguja. Generalmente se dejan colocadas las agujas por 20 a 30 minutos. Durante este tiempo, debe sentirse cómodo y relajado y tal vez se duerma.

También puede que los acupunturistas empleen una técnica conocida como electroacupuntura, en la cual los electrodos se unen a las agujas y se aplica una leve corriente. Esto tiene por intención aumentar la estimulación de la aguja y generalmente se utiliza para enfermedades más graves. La electroacupuntura produce una sensación de hormigueo palpitante.

Con frecuencia los acupunturistas entrenados de manera tradicional utilizan tanto calor como agujas para estimular los puntos de acupuntura con un procedimiento llamado moxibustión, que implica una mezcla de hierbas enrolladas a manera de cigarro. Este "cigarro" se enciende y el extremo encendido se mantiene sobre la piel, permitiendo que el calor penetre el área alrededor del punto de acupresión. Este "cigarro" nunca toca la piel, así que no sufrirá quemaduras. El acupunturista le pedirá que le haga saber antes de que lo sienta demasiado caliente. Por lo general la moxibustión es bastante placentera. Se considera un tratamiento "tonificante", lo que significa que está dirigido a reforzar el funcionamiento.

Cómo Elegir a un Acupunturista Calificado

La acupuntura es una profesión de salud certificada en 39 estados y en el distrito de Columbia. La mayoría de estados piden por lo menos 3 años de entrenamiento en una escuela de acupuntura acreditada y aprobar un examen de certificación nacional expedido por la National Certification Commission for Acupuncture and Oriental Medicine (NCCAOM). La mayoría de estados otorgan el título Licenciado Acupunturista, Acupunturista Certificado, Acupunturista Registrado o sencillamente acupunturista. Pocos estados permiten que los acupunturistas que tienen un doctorado en una universidad aprobada o registrada usen el título Doctor en Medicina Oriental (D.O.M, por sus siglas en inglés).

En la mayoría de estados los médicos pueden practicar la acupuntura sin entrenamiento; en muchos estados, puede que los quiroprácticos practiquen la acupuntura con 100 horas o menos de entrenamiento.

Aproximadamente un tercio de los estados que dan licencia a los acupunturistas requieren que sus clientes tengan una remisión de un practicante médico occidental (un M.D., osteopata, quiropráctico o dentista) antes de o en conjunto con el tratamiento de acupuntura. En el resto de los estados, puede que los acupunturistas acepten pacientes sin una referencia previa.

Los programas de entrenamiento se han vuelto bastante estandarizados en años recientes, así que un acupunturista sin título en un estado tiene básicamente el mismo entrenamiento que se imparte en otros estados. Si usted está en un estado que no autoriza acupunturistas, pida ver evidencias de que el acupunturista ha completado por lo menos 3 años de entrenamiento en una institución acreditada. Consulte con el consejo médico de su estado para saber el título exacto otorgado y los requisitos.

Estados que Certifican a los Acupunturistas:

Los siguientes estados acreditan a acupunturistas:

AlaskaIdahoMontanaRhode Island
ArizonaIllinoisNevadaSouth Carolina
ArkansasIndianaNew HampshireTennessee
CaliforniaIowaNew JerseyTexas
ColoradoLouisianaNew MexicoUtah
ConnecticutMaineNew YorkVermont
District of ColumbiaMarylandNorth CarolinaVirginia
FloridaMassachusettsOhioWashington
GeorgiaMinnesotaOregonWest Virginia
HawaiiMissouriPennsylvaniaWisconsin

Para una lista de los acupunturistas acreditados en su área, póngase en contacto con la National Acupuncture and Oriental Medicine Alliance en la 14637 Starr Road Southwest, Olalla, Washington, 98539; teléfono: (253) 851-6896

Esta organización también tiene un sitio Web informativo (www.medicalacupuncture.org) con una lista de referencia de acupunturistas y otra información útil con respecto al entrenamiento y credenciales.

Cuestiones de Seguridad

Son raros los efectos adversos serios asociados con el uso de acupuntura. 106 - 108 Los problemas reportados con más frecuencia incluyen dolor a corto plazo a causa de la inserción de aguja, cansancio y sangrado menor.

Algunos puntos de acupuntura se encuentran sobre los pulmones, de manera que la inserción demasiado profunda posiblemente podría provocar un neumotórax (pulmón perforado). Los acupunturistas están capacitados para evitar esta complicación y es un acontecimiento raro.

Un reporte reciente desde China contenía un ejemplo de otra complicación provocada por una inserción demasiado profunda de la aguja. 109 A un hombre de 44 años de edad se le insertó una aguja en la parte trasera del cuello, en un punto de acupuntura comúnmente usado, justo debajo de la protuberancia ósea, en la base del cráneo. Sin embargo, el acupunturista insertó de manera muy profunda la aguja y perforó un vaso sanguíneo en el cráneo. El cliente desarrolló un dolor de cabeza severo, acompañado de náusea y vómito; una tomografía axial computarizada mostró sangrado en el cerebro, y una punción lumbar encontró una pequeña cantidad de sangre en el líquido cerebroespinal. El dolor de cabeza severo, junto con la rigidez de cuello, continuó durante 28 días. El hombre fue tratado con medicamento estándar para el dolor y el padecimiento se resolvió por sí mismo sin efecto permanente alguno.

La infección debida al uso de agujas sucias ha sido reportada en el pasado, pero la práctica moderna de usar agujas desechables esterilizadas parece haber eliminado dicho riesgo.

Referencias

1.   Clement-Jones V, McLoughlin L, Tomlin S, et al. Increased beta-endorphin but not met-enkephalin levels in human cerebrospinal fluid after acupuncture for recurrent pain. Lancet. 1980;2:946 - 949.

2.   Sjolund B, Terenius L, Eriksson M. Increased cerebrospinal fluid levels of endorphins after electro-acupuncture. Acta Physiol Scand. 1977;100:382 - 384.

3.   Stux G, Pomeranz B. Basics of Acupuncture, 2nd ed. Berlin, Germany: Springer-Verlag; 1991:4 - 45.

4.   Han JS, Terenius L. Neurochemical basis of acupuncture analgesia. Annu Rev Pharmacol Toxicol. 1982;22:193 - 220.

5.   Tsay SL, Chen ML. Acupressure and quality of sleep in patients with end-stage renal disease-a randomized controlled trial. Int J Nurs Stud . 2003;40:1 - 7.

6.   Harmon D, Gardiner J, Harrison R, et al. Acupressure and the prevention of nausea and vomiting after laparoscopy. Br J Anaesth. 1999;82:387 - 390.

7.   Harmon D, Ryan M, Kelly A, et al. Acupressure and prevention of nausea and vomiting during and after spinal anaesthesia for caesarean section. Br J Anaesth. 2000;84:463 - 467.

8.   Alkaissi A, Stalnert M, Kalman S. Effect and placebo effect of acupressure (P6) on nausea and vomiting after outpatient gynaecological surgery. Acta Anaesthesiol Scand. 1999;43:270 - 274.

9.   Ho CM, Hseu SS, Tsai SK, et al. Effect of P-6 acupressure on prevention of nausea and vomiting after epidural morphine for post-cesarean section pain relief. Acta Anaesthesiol Scand. 1996;40:372 - 375.

10.   Dundee JW, Chestnutt WN, Ghaly RG, et al. Traditional Chinese acupuncture: a potentially useful antiemetic? Br Med J (Clin Res Ed). 1986;293:583 - 584.

11.   Stein DJ, Birnbach DJ, Danzer BI, et al. Acupressure versus intravenous metoclopramide to prevent nausea and vomiting during spinal anesthesia for cesarean section. Anesth Analg. 1997;84:342 - 345.

12.   Allen DL, Kitching AJ, Nagle C. P6 acupressure and nausea and vomiting after gynaecological surgery. Anaesth Intensive Care. 1994;22:691 - 693.

13.   Fan CF, Tanhui E, Joshi S, et al. Acupressure treatment for prevention of postoperative nausea and vomiting. Anesth Analg. 1997;84:821 - 825.

14.   Agarwal A, Pathak A, Gaur A. Acupressure wristbands do not prevent postoperative nausea and vomiting after urological endoscopic surgery. Can J Anaesth. 2000;47:319 - 324.

15.   Lewis IH, Pryn SJ, Reynolds PI, et al. Effect of P6 acupressure on postoperative vomiting in children undergoing outpatient strabismus correction. Br J Anaesth. 1991;67:73 - 78.

16.   Schwager KL, Baines DB, Meyer RJ. Acupuncture and postoperative vomiting in day-stay paediatric patients. Anaesth Intensive Care. 1996;24:674 - 677.

17.   Schlager A, Boehler M, Puhringer F. Korean hand acupressure reduces postoperative vomiting in children after strabismus surgery. Br J Anaesth. 2000;85:267 - 270.

18.   Schlager A, Offer T, Baldissera I. Laser stimulation of acupuncture point P6 reduces postoperative vomiting in children undergoing strabismus surgery. Br J Anaesth. 1998;81:529 - 532.

19.   Chu YC, Lin SM, Hsieh YC, et al. Effect of BL-10 (tianzhu), BL-11 (dazhu) and GB-34 (yanglinquan) acuplaster for prevention of vomiting after strabismus surgery in children. Acta Anaesthesiol Sin. 1998;36:11 - 16.

20.   Barsoum G, Perry EP, Fraser IA. Postoperative nausea is relieved by acupressure. J R Soc Med. 1990;83:86 - 89.

21.   Norheim AJ, Pedersen EJ, Fonnebo V, et al. Acupressure treatment of morning sickness in pregnancy. A randomised, double-blind, placebo-controlled study. Scand J Prim Health Care. 2001;19:43 - 47.

22.   Wong AM, Leong CP, Su TY, et al. Clinical trial of acupuncture for patients with spinal cord injuries. Am J Phys Med Rehabil . 2003;82:21 - 27.

23.   Hyde E. Acupressure therapy for morning sickness. A controlled clinical trial. J Nurse Midwifery. 1989;34:171 - 178.

24.   Belluomini J, Litt RC, Lee KA, et al. Acupressure for nausea and vomiting of pregnancy: A randomised, blinded study. Obstet Gynecol. 1994;84:245 - 248.

25.   Fanti L, Gemma M, Passaretti S, et al. Electroacupuncture analgesia for colonoscopy. A prospective, randomized, placebo-controlled study. Am J Gastroenterol . 2003;98:312 - 316.

26.   Hu S, Stritzel R, Chandler A, et al. P6 acupressure reduces symptoms of vection-induced motion sickness. Aviat Space Environ Med. 1995;66:631 - 634.

27.   Shen J, Wenger N, Glaspy J, et al. Electroacupuncture for control of myeloablative chemotherapy-induced emesis: a randomized controlled trial. JAMA. 2000;284:2755 - 2761.

28.   Dundee JW, Ghaly RG, Fitzpatrick KTJ, et al. Acupuncture prophylaxis of cancer chemotherapy-induced sickness. J R Soc Med. 1988;82:268 - 271.

29.   Kleinhenz J, Streitberger K, Windeler J, et al. Randomized clinical trial comparing the effects of acupuncture and a newly designed placebo needle in rotator cuff tendonitis. Pain. 1999;83:235 - 241.

30.   Fink M, Wolkenstein E, Karst M, et al. Acupuncture in chronic epicondylitis: a randomized controlled trial. Rheumatology. 2002;41:205 - 209.

31.   Molsberger A, Hille E. The analgesic effect of acupuncture in chronic tennis elbow pain. Br J Rheumatol. 1994;33:1162 - 1165.

32.   Chen ML, Lin LC, Wu SC, et al. The effectiveness of acupressure in improving the quality of sleep of institutionalized residents. J Gerontol A Biol Sci Med Sci. 1999;54:M389 - M394.

33.   Montakab H. Acupuncture and insomnia [in German]. Forsch Komplementarmed. 1999;6(suppl 1):29 - 31.

34.   Aune A, Alraek T, LiHua H, et al. Acupuncture in the prophylaxis of recurrent lower urinary tract infection in adult women. Scand J Prim Health Care. 1998;16:37 - 39.

35.   Helms JM. Acupuncture for the management of primary dysmenorrhea. Obstet Gynecol. 1987;69:51 - 56.

36.   Berman BM, Ezzo J, Hadhazy V, et al. Is acupuncture effective in the treatment of fibromyalgia? J Fam Pract. 1999;48:213 - 218.

37.   Deluze C, Bosia L, Zirbs A, et al. Electroacupuncture in fibromyalgia: results of a controlled trial. BMJ. 1992;305:1249 - 1252.

38.   Kotani N, Hashimoto H, Sato Y, et al. Preoperative intradermal acupuncture reduces postoperative pain, nausea and vomiting, analgesic requirement, and sympathoadrenal responses. Anesthesiology . 2001;95:349 - 356.

39.   Hansen PE, Hansen JH. Acupuncture treatment of chronic tension headache - a controlled cross-over trial. Cephalalgia. 1985;5:137 - 142.

40.   Jensen LB, Melsen B, Jensen SB. Effect of acupuncture on headache measured by reduction in number of attacks and use of drugs. Scand J Dent Res. 1979;87:373 - 380.

41.   Vincent CA. A controlled trial of the treatment of migraine by acupuncture. Clin J Pain. 1989;5:305 - 312.

42.   Dowson DI, Lewith GT, Machin D. The effects of acupuncture versus placebo in the treatment of headache. Pain. 1985;21:35 - 42.

43.   Karst M, Rollnik JD, Fink M, et al. Pressure pain threshold and needle acupuncture in chronic tension-type headache - a double-blind, placebo-controlled study. Pain. 2000;88:199 - 203.

44.   White AR, Resch KL, Chan JC, et al. Acupuncture for episodic tension-type headache: a multicentre randomized controlled trial. Cephalalgia. 2000;20:632 - 637.

45.   White AR, Ernst E. A systematic review of randomized controlled trials of acupuncture for neck pain. Rheumatology (Oxford). 1999;38:143 - 147.

46.   Irnich D, Behrens N, Molzen H, et al. Randomised trial of acupuncture compared with conventional massage and "sham" laser acupuncture for treatment of chronic neck pain. BMJ. 2001;322:1 - 6.

47.   Birch S, Jamison RN. Controlled trial of Japanese acupuncture for chronic myofascial neck pain: assessment of specific and nonspecific effects of treatment. Clin J Pain. 1998;14:248 - 255.

48.   Rosted P. The use of acupuncture in dentistry: a review of the scientific validity of published papers. Oral Dis. 1998;4:100 - 104.

49.   Ekblom A, Hansson P, Thomsson M, et al. Increased postoperative pain and consumption of analgesics following acupuncture. Pain. 1991;44:241 - 247.

50.   Lao L, Bergman S, Hamilton GR, et al. Evaluation of acupuncture for pain control after oral surgery. A placebo-controlled trial. Arch Otolaryngol Head Neck Surg. 1999;125:567 - 572.

51.   Forbes A, Jackson S, Walter C, et al. Acupuncture for irritable bowel syndrome: a blinded placebo-controlled trial. Gut. 2002;50:A83.

52.   Rosted P. The use of acupuncture in dentistry: a review of the scientific validity of published papers. Oral Dis. 1998;4:100 - 104.

53.   List T, Helkimo M, Andersson S, et al. Acupuncture and occlusal splint therapy in the treatment of craniomandibular disorders. Part 1. A comparative study. Swed Dent J. 1992;16:125 - 141.

54.   Gupta S, Francis JD, Tillu AB, et al. The effect of pre-emptive acupuncture treatment on analgesic requirements after day-case knee arthroscopy. Anaesthesia. 1999;54:1204 - 1207.

55.   Christensen PA, Rotne M, Vedelsdal R, et al. Electroacupuncture in anaesthesia for hysterectomy. Br J Anaesth. 1993;71:835 - 838.

56.   Felhendler D, Lisander B. Pressure on acupoints decreases postoperative pain. Clin J Pain. 1996;12:326 - 329.

57.   Berger D, Nolte D. Acupuncture-has it a demonstrable bronchospasmolytic effect in bronchial asthma? [in German]. Med Klin. 1975;70:1827 - 1830.

58.   Leibing E, Leonhardt U, Koster G, et al. Acupuncture treatment of chronic low-back pain - a randomized, blinded, placebo-controlled trial with 9-month follow-up. Pain. 2002;96:189 - 196.

59.   Bier ID, Wilson J, Studt P, et al. Auricular acupuncture, education, and smoking cessation: a randomized, sham-controlled trial. Am J Public Health. 2002;92:1642 - 1647.

60.   Sakurai M, Suleman MI, Morioka N, et al. Minute sphere acupressure does not reduce postoperative pain or morphine consumption. Anesth Analg . 2003;96:493 - 497.

61.   Chow OK, So SY, Lam WK, et al. Effect of acupuncture on exercise-induced asthma. Lung. 1983;161:321 - 326.

62.   Kleijnen J, ter Riet G, Knipschild P. Acupuncture and asthma: a review of controlled trials. Thorax. 1991;46:799 - 802.

63.   Davis PA, Chang C, Hackman RM, et al. Acupuncture in the treatment of asthma: a critical review. Allergol Immunopathol (Madr). 1998;26:263 - 271.

64.   Cheng RS, Pomeranz B, Yu G. Electroacupuncture treatment of morphine-dependent mice reduces signs of withdrawal, without showing cross-tolerance. Eur J Pharmacol. 1980;68:477 - 481.

65.   Ng LKY, Douthitt TC, Thoa NB, et al. Modification of morphine-withdrawal syndrome in rats following transauricular electrostimulation: an experimental paradigm for auricular electroacupuncture. Biol Psychiatry. 1975;10:575 - 580.

66.   Bullock ML, Kiresuk TJ, Pheley AM, et al. Auricular acupuncture in the treatment of cocaine abuse. A study of efficacy and dosing. J Subst Abuse Treat. 1999;16:31 - 38.

67.   Avants SK, Margolin A, Holford TR, et al. A randomized controlled trial of auricular acupuncture for cocaine dependence. Arch Intern Med. 2000;160:2305 - 2312.

68.   Sapir-Weise R, Berglund M, Frank A, et al. Acupuncture in alcoholism treatment: a randomized out-patient study. Alcohol Alcohol. 1999;34:629 - 635.

69.   Bullock ML, Umen AJ, Culliton PD, et al. Acupuncture treatment of alcoholic recidivism: a pilot study. Alcohol Clin Exp Res. 1987;11:292 - 295.

70.   Washburn AM, Fullilove RE, Fullilove MT, et al. Acupuncture heroin detoxification: a single-blind clinical trial. J Subst Abuse Treat. 1993;10:345 - 351.

71.   White A, Resch KL, Ernst E. A meta-analysis of acupuncture techniques for smoking cessation. Tob Control. 1999;8:393 - 397.

72.   Yiming C, Changxin Z, Ung WS, et al. Laser acupuncture for adolescent smokers - a randomized double-blind controlled trial. Am J Chin Med. 2000;28:443 - 449.

73.   Fink MG, Kunsebeck HW, Wippermann B. Effect of needle acupuncture on pain perception and functional impairment of patients with coxarthrosis [in German; English abstract]. Z Rheumatol. 2000;59:191 - 199.

74.   Skilnand E, Fossen D, Heiberg E. et al. Acupuncture in the management of pain in labor. Acta Obstet Gynecol Scand . 2002;81:943 - 948.

75.   Ramnero A, Hanson U, Kihlgren M. et al. Acupuncture treatment during labour - a randomised controlled trial. BJOG . 2002;109:637 - 644.

76.   Taylor D, Miaskowski C, Kohn J. A Randomized Clinical Trial of the Effectiveness of An Acupressure 357 Device (Relief Brief) for Managing Symptoms of Dysmenorrhea. J Alt Compl Med. 2002;8: 357 - 370.

77.   Thomas M, Eriksson SV, Lundeberg T. A comparative study of diazepam and acupuncture in patients with osteoarthritis pain: a placebo-controlled study. Am J Chin Med. 1991;19:95.

78.   McIndoe AK, Young K, Bone ME. A comparison of acupuncture with intra-articular steroid injection as analgesia for osteoarthritis of the hip. Acupunct Med. 1995;13:67 - 70.

79.   Seppo Y, Junnila T. Acupuncture superior to Piroxicam in the treatment of osteoarthrosis. Am J Acupunct. 1982;10.

80.   Eich H, Agelink MW, Lehmann E, et al. Acupuncture in patients with minor depressive episodes and generalized anxiety. Results of an experimental study [in German; English abstract]. Fortschr Neurol Psychiatr. 2000;68:137 - 144.

81.   Mendelson G, Selwood TS, Kranz H, et al. Acupuncture treatment of chronic back pain. A double-blind, placebo-controlled trial. Am J Med. 1983;74:49 - 55.

82.   Edelist G, Gross AE, Langer F. Treatment of low back pain with acupuncture. Can Anaesth Soc J. 1976;23:303 - 306.

83.   Cherkin DC, Eisenberg D, Sherman KJ, et al. Randomized trial comparing traditional Chinese medical acupuncture, therapeutic massage, and self-care education for chronic low back pain. Arch Intern Med. 2001;161:1081 - 1088.

84.   Franke A, Gebauer S, Franke K, et al. Acupuncture massage vs Swedish massage and individual exercise vs group exercise in low back pain sufferers - a randomized controlled clinical trial in a 2 x 2 factorial design [in German; English abstract]. Forsch Komplementarmed Klass Naturheilkd. 2000;7:286 - 293.

85.   Duplan B, Cabanel G, Piton JL, et al. Acupuncture et lombosciatique a la phase aigue. Semin Hop Paris. 1983;59:3109 - 3114. Cited by Ernst E, White AR. Acupuncture for back pain: a meta-analysis of randomized controlled trials. Arch Intern Med. 1998;158:2235 - 2241.

86.   Baxter GD, Kerr DP, Walsh DM. Acupuncture in the management of chronic low back pain: a blinded randomised controlled trial [abstract]. FACT. 2001;6:70 - 71.

87.   Grant DJ, Bishop-Miller J, Winchester DM, et al. A randomized comparative trial of acupuncture versus transcutaneous electrical nerve stimulation for chronic back pain in the elderly. Pain. 1999;82:9 - 13.

88.   Laitinen J. Acupuncture and transcutaneous electric stimulation in the treatment of chronic sacrolumbalgia and ischialgia. Am J Chin Med. 1976;4:169 - 175.

89.   Giles LGF, Muller R. Chronic spinal pain syndromes: a clinical pilot trial comparing acupuncture, a nonsteroidal anti-inflammatory drug, and spinal manipulation. J Manipulative Physiol Ther. 1999;22:376 - 381.

90.   Ernst E, White AR. Acupuncture for back pain: a meta-analysis of randomized controlled trials. Arch Intern Med. 1998;158:2235 - 2241.

91.   Wedenberg K, Moen B, Norling A. A prospective randomized study comparing acupuncture with physiotherapy for low-back and pelvic pain in pregnancy. Acta Obstet Gynecol Scand. 2000;79:331 - 335.

92.   Shlay JC, Chaloner K, Max MB, et al. Acupuncture and amitriptyline for pain due to HIV-related peripheral neuropathy: a randomized controlled trial. Terry Beirn Community Programs for Clinical Research on AIDS. JAMA. 1998;280:1590 - 1595.

93.   David J, Townsend S, Sathanathan R, et al. The effect of acupuncture on patients with rheumatoid arthritis: a randomized, placebo-controlled cross-over study. Rheumatology (Oxford). 1999;38:864 - 869.

94.   Lewith GT, Field J, Machin D. Acupuncture compared with placebo in post-herpetic pain. Pain. 1983;17:361 - 368.

95.   Ehrlich D, Haber P. Influence of acupuncture on physical performance capacity and haemodynamic parameters. Int J Sport Med. 1992;13:486 - 491.

96.   Stavem K, Kloster R, Rossberg E, et al. Acupuncture in intractable epilepsy: lack of effect on health-related quality of life. Seizure. 2000;9:422 - 426.

97.   Gosman-Hedstrom G, Claesson L, Klingenstierna U, et al. Effects of acupuncture treatment on daily life activities and quality of life: a controlled, prospective, and randomized study of acute stroke patients. Stroke. 1998;29:2100 - 2108.

98.   Naeser MA, Alexander MP, Stiassny-Eder D, et al. Real versus sham acupuncture in the treatment of paralysis in acute stroke patients: a CT scan lesion site study. J Neuro Rehab. 1992;6:163 - 173.

99.   Sallstrom S, Kjendahl A, Osten PE, et al. Acupuncture in the treatment of stroke patients in the subacute stage: a randomized, controlled study. Complement Ther Med. 1996;4:193 - 197.

100.   Kjendahl A, Sallstrom S, Osten PE, et al. A one year follow-up study on the effects of acupuncture in the treatment of stroke patients in the subacute stage: a randomized, controlled study. Clin Rehabil. 1997;11:192 - 200.

101.   Hu HH, Chung C, Liu TJ, et al. A randomized controlled trial on the treatment for acute partial ischemic stroke with acupuncture. Neuroepidemiology. 1993;12:106 - 113.

102.   Andersson G, Lyttkens L. Acupuncture for tinnitus: time to stop? Scand Audiol. 1996;25:273 - 275.

103.   Dobie RA. A review of randomized clinical trials in tinnitus. Laryngoscope. 1999;109:1202 - 1211.

104.   Baumann-Jiang M. Does Acupuncture Help for Milk Production? A Randomized, Placebo-Controlled Clinical Study [in German]. Essen, Germany: KVC Verlag; 2000.

105.   Barlas P, Robinson J, Allen J, et al. Lack of effect of acupuncture upon signs and symptoms of delayed onset muscle soreness. Clin Physiol. 2000;20:449 - 456.

106.   Ernst E, White AR. Prospective studies of the safety of acupuncture: a systematic review. Am J Med. 2001;110:481 - 485.

107.   MacPherson H, Thomas K, Walters S, et al. The York acupuncture safety study: prospective survey of 34 000 treatments by traditional acupuncturists. BMJ. 2001;323:486 - 487.

108.   White A, Hayhoe S, Hart A, et al. Adverse events following acupuncture: prospective survey of 32 000 consultations with doctors and physiotherapists. BMJ. 2001;323:485 - 486.

109.   Choo DCA, Yue G. Acute intracranial hemorrhage in the brain caused by acupuncture. Headache. 2000;40:397 - 398.

110.   Feldman D, da Costa Sao Paulo ED. Treatment of fibromyalgia with acupuncture: a randomized, placebo controlled trial of 16 weeks duration [abstract]. Arthritis Rheum. 2001;44(suppl 9):Abst #P119.

111.   Wang SM, Kain ZN. Auricular acupuncture: a potential treatment for anxiety. Anesth Analg. 2001;92:548 - 553.

112.   Shafshak TS. Electroacupuncture and exercise in body weight reduction and their application in rehabilitating patients with knee osteoarthritis. Am J Chin Med. 1995;23:15 - 25.

113.   Mok MS, Parker LN, Voina S, et al. Treatment of obesity by acupuncture. Am J Clin Nutr. 1976;29:832 - 835.

114.   Johansson BB, Haker E, von Arbin M, et al. Acupuncture and transcutaneous nerve stimulation in stroke rehabilitation: a randomized, controlled trial. Stroke. 2001;32:707 - 713.

115.   Fireman Z, Segal A, Kopelman Y, et al. Acupuncture treatment for irritable bowel syndrome. A double-blind controlled study. Digestión. 2001;64:100 - 103.

116.   Mazzoni R, Mannucci E, Rizzello SM, et al. Failure of acupuncture in the treatment of obesity: a pilot study. Eating Weight Disord. 1999;4:198 - 202.

117.   Margolin A, Kleber HD, Avants SK, et al. Acupuncture for the treatment of cocaine addiction: a randomized controlled trial. JAMA. 2002;287:55 - 57.

118.   Fink M, Karst M, Wippermann B, et al. Non-specific effects of traditional Chinese acupuncture in osteoarthritis of the hip: a randomized controlled trial. Complement Ther Med. 2001;9:82 - 88.

119.   Boehler M, Mitterschiffthaler G, Schlager A. Korean hand acupressure reduces postoperative nausea and vomiting after gynecological laparoscopic surgery. Anesth Analg. 2002;94:872 - 875.

120.   Weightman WM. Traditional Chinsese acupuncture as an antiemetic. Br Med J. 1987;295:1379 - 1380.

121.   Smith C, Crowther C, Beilby J. Acupuncture to treat nausea and vomiting in early pregnancy: a randomized controlled trial. Birth. 2002;29:1 - 9.

122.   Allais G, De Lorenzo C, Quirico PE, et al. Acupuncture in the prophylactic treatment of migraine without aura: a comparison with flunarizine. Headache . 2002;42:855 - 861.

123.   Ceecherelli F, Bordin M, Gagliardi G, et al. Comparison between superficial and deep acupuncture in the treatment of the shoulder's myofascial pain: a randomized and controlled study. Acupunct Electrother Res. 2001;26:229 - 238.

124.   Rabl M, Ahner R, Bitschnau M, et al. Acupuncture for cervical ripening and induction of labor at term--a randomized controlled trial. Wien Klin Wochenschr. 2001;113:942 - 946.

125.   Bullock ML, Kiresuk TJ, Sherman RE, et al. A large, randomized, placebo-controlled study of auricular acupuncture for alcohol dependence. J Subst Abuse Treat. 2002;22:71 - 77.

126.   Ezzo J, Hadhazy V, Birch S, et al. Acupuncture for osteoarthritis of the knee. Arthritis and Rheum. 2001;44:819 - 825.

127.   Sze FK, Wong E, Yi X, et al. Does acupuncture have additional value to standard poststroke motor rehabilitation? Stroke. 2002;33:186 - 194.

128.   Kraft K, Coulon S. Effect of a standardized acupuncture treatment on complaints, blood pressure and serum lipids of hypertensive, postmenopausal women: A randomized, controlled clinical study. Forsch Komplementarmed. 1999;6:74 - 79.

129.   Tsui P, Leung MC. Comparison of the effectiveness between manual acupuncture and electro-acupuncture on patients with tennis elbow. Acupunct Electrother Res. 2002;27:107 - 117.

130.   Lenhard L, Waite PME. Acupuncture in the prophylactic treatment of migraine headaches: pilot study. NZ Med J. 1983;96:663 - 666.

131.   Carlsson J, Augustinsson LE, Blomstrand C, et al. Health status in patients with tension headache treated with acupuncture or physiotherapy. Headache. 1990;30:593 - 599.

132.   Loh L, Nathan PW, Schott GD, Zilkha KJ. Acupuncture versus medical treatment for migraine and muscle tension headaches. J Neurol Neurosurg Psychiatry. 1984;47:333 - 337.

133.   Ahonen E, Hakumaki M, Mahlamaki S, et al. Effectiveness of acupuncture and physiotherapy on myogenic headache: a comparative study. Acupunct Electrother Res. 1984;9:141 - 150.

134.   Tavola T, Gala C, Conte G, et al. Traditional Chinese acupuncture in tension-type headache: a controlled study. Pain. 1992;48:325 - 329.

135.   Liao, SJ. Acupuncture treatment for psoriasis: a retrospective case report. Acupunct Electrother Res. 1992;17:195 - 208.

136.   Jerner B, Skogh M, Vahlquist A. A controlled trial of acupuncture in psoriasis: no convincing effect. Acta Derm Venereol (Stockh). 1997;77:154 - 156.

137.   Melchart D, Thormaehlen J, Hager S, et al. Acupuncture versus placebo versus sumatriptan for early treatment of migraine attacks: a randomized controlled trial. J Intern Med . 2003;253:181 - 188.

138.   Kim KS, Koo MS, Jeon JW, et al. Capsicum plaster at the Korean hand acupuncture point reduces postoperative nausea and vomiting after abdominal hysterectomy. Anesth Analg . 2002;95:1103 - 1107.

139.   Alkaissi A, Evertsson K, Johnsson VA, et al. P6 acupressure may relieve nausea and vomiting after gynecological surgery: an effectiveness study in 410 women. Can J Anaesth . 2002;49:1034 - 1039.

140.   Werntoft E, Dykes AK. Effect of acupressure on nausea and vomiting during pregnancy. A randomized, placebo-controlled, pilot study. J Reprod Med . 2001;46:835 - 839.

141.   Haker E, Lundeberg T. Acupuncture treatment in epicondylalgia: a comparative study of two acupuncture techniques. Clin J Pain . 1990;6:221 - 226.

142.   Haker E, Lundeberg T. Laser treatment applied to acupuncture points in lateral humeral epicondylalgia. A double-blind study. Pain . 1990;43:243.

143.   Haslam R. A comparison of acupuncture with advice and exercises on the symptomatic treatment of osteoarthritis of the hip - a randomised controlled trial. Acupunct Med . 2001;19:19 - 26.



Last reviewed septiembre 2014 by EBSCO CAM Review Board

Please be aware that this information is provided to supplement the care provided by your physician. It is neither intended nor implied to be a substitute for professional medical advice. CALL YOUR HEALTHCARE PROVIDER IMMEDIATELY IF YOU THINK YOU MAY HAVE A MEDICAL EMERGENCY. Always seek the advice of your physician or other qualified health provider prior to starting any new treatment or with any questions you may have regarding a medical condition.

Baptist Flame

Baptist Medical News Network

Find A Doctor

Services

Locations

Baptist Medical Clinic

Patients & Visitors

Learn

Contact Us

Physician Tools

Careers at Baptist

Employee Links

Online Services

At Baptist Health Systems

At Baptist Medical Center

close ×